Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una funcionaria de Hacienda alienta la denuncia del PSE contra Alonso

La directora del área confirma por escrito que el expediente requerido “no se encuentra”

La polémica abierta en el Ayuntamiento de Vitoria por la denuncia del PSE-EE relativo a un expediente que vincula actuaciones municipales en la época del entonces alcalde Alfonso Alonso (PP) con empresas señaladas en la trama Gürtel se aviva. Lo hizo ayer a partir del reconocimiento realizado por la directora de Hacienda del Ayuntamiento de la capital alavesa, Ana Gutiérrez, al admitir por escrito que no ha podido entregar a varios concejales socialistas el expediente sobre unas actuaciones municipales con una empresa vinculada con la trama Gürtel porque “no se encuentra” dentro del expediente general.

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Vitoria informó el jueves de que, después de que se conociese públicamente la denominada carpeta del PP vasco del caso Bárcenas, investigaron una contratación municipal y otras actuaciones posteriores con la empresa Sufi, relacionada con la trama Gürtel.

Tras conocer el escrito de la directora de Hacienda que avala el fondo de su denuncia, los socialistas aseguraron, por medio de un comunicado, que este informe “pone en evidencia al concejal delegado Manu Uriarte”, al que el PSE ha acusado de haber “mentido” al “hacer ver” este pasado jueves “que el expediente estaba en su sitio”.

Los socialistas ahondan en la brecha ahora abierta a partir de este documento de Hacienda y recuerdan cómo “en un intento por tapar la verdad, el Gobierno Municipal llegó a difundir en la tarde de ayer [JUEVES]una serie de documentos bajo el epígrafe de 'Expediente de la modificación de los precios de la planta de RCD”, añaden. Fuentes socialistas aseguran que esta “confirmación” por parte del Departamento de Hacienda se ha producido después de que varios concejales de su grupo se personaran en las dependencias municipales con el fin de “reclamar el expediente una vez más”.

Los socialistas basan su denuncia en que en abril de 2005 el Ayuntamiento de Vitoria, cuando el alcalde era el actual portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, adjudicó a Sufi la construcción y explotación por quince años de la planta de residuos de construcción y demolición de Vitoria, una operación que, en conjunto, el PSE estima puede estar valorada, al menos, entre 12 y 14 millones de euros. Sufi se llevó este concurso ya que las ofertas de las otras cuatro empresas fueron desestimadas en la primera fase del proceso al no alcanzar la puntuación mínima en la oferta económica. Los socialistas añadieron que en marzo de 2007 hubo una revisión de tarifas de la explotación de la planta y que este expediente sobre el incremento de precios “ha desaparecido”.