Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Mas acuerda no conceder licencias de ‘fracking’

Los expertos sostienen que es una técnica poco recomendable y aconsejan apostar por las energías renovables

El Gobierno catalán resolvió ayer no conceder licencias de fracking, la técnica que se utiliza para extraer hidrocarburos por fractura hidráulica. El Ejecutivo, en su sesión semanal, analizó el informe encargado a un grupo de expertos, que han desaconsejado el uso de esa tecnología. Los técnicos han concluido que el fracking, por un lado, es poco recomendable ya de por sí, y en el caso de Cataluña, además, advierten que el reducido tamaño de los posibles yacimientos “no justifica los costes sociales” que comportaría su uso.

Según el documento, elaborado por varios departamentos de la Generalitat y el Instituto Geológico, Cataluña no dispone de recursos naturales que hagan viable la explotación de gas de roca madre. Sólo se genera en una zona de los Pirineos y su escasa extensión no garantiza su viabilidad. El Gobierno catalán, hasta ahora, no ha concedido ninguna licencia de explotación de fracking y retiró a la empresa británica Teredo Oils el permiso de exploración sobre la existencia de gas por falta de documentación.

El Departamento de Empresa y Ocupación retiró en mayo el permiso la empresa británica Teredo Oils para explorar —no extraer— gas en el Ripollès, Osona y la Garrotxa. La Generalitat canceló finalmente el Permís Ripoll, que había generado una fuerte oposición de vecinos y movimientos ecologistas, al no responder la empresa a la petición de documentación. El Ejecutivo también rechazó otras dos solicitudes de exploración, en este caso, de la firma Montero Energy Corporation

El informe de los expertos descarta el gas roca madre como fuente de energía potencial y apuesta por “las politicas de ahorro y eficiencia energética y por las energías renovables como ejes de la política energética del país”. El estudio también avisa de los “desequilibrios” del actual marco competencial y recomienda a la Generalitat asumir un papel más determinante “en la legislación, control de la exploración, investigación y explotación de hidrocarburos”.

La ecosocialista Dolors Camats reclamó, sin embargo, al Gobierno que frene cualquier intento de práctica de fracking. La diputada celebró el informe presentado por el Ejecutivo al coincidir con su postura. Iniciativa propuso antes del verano una proposición de ley para prohibir el fracking por el riesgo medio ambiental. El diputado de la CUP Quim Arrufat consideró una “buena noticia” el contenido del informe y reclamó al Ejecutivo que facilite ese documento a la comisión de estudio del fracking que está en marcha en el Parlament.

Convergència i Unió y el Partido Popular votaron en contra de la proposición de Iniciativa de vetar el fracking aunque los nacionalistas aceptaron crear una comisión parlamentaria para analizar los riesgos de esa técnica. Felip Puig, consejero de Empresa y Ocupación, asistirá el día 17 al Parlament donde expondrá el informe de los expertos del que se desprende, según fuentes próximas al Gobierno catalán, que con toda probabilidad no se concederán licencias en Cataluña para extraer gas a través de esa técnica.