Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig pide a Fabra que “dé la cara” por el ‘caso Cooperación’

EU exige que los diputados en el banquillo por corrupción dejen su escaño y entreguen el acta

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha asegurado este miércoles respecto al caso Cooperación que confía en la Justicia y en que "finalmente a cada uno se le ponga en su sitio", aunque ha asegurado que sería "exigible" que el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, "diera la cara y explicara cómo consintió el Gobierno valenciano que desde una consejería se robara a los más pobres del mundo".

Puig se ha expresado así tras ser preguntado en rueda de prensa por su opinión sobre la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) de abrir juicio oral contra el exconsejero de Solidaridad y Ciudadanía y exdiputado del PP en las Cortes, Rafael Blasco, ahora parlamentario no adscrito, y ocho personas más en la pieza en la que se han investigado irregularidades en las ayudas concedidas por ese extinto departamento de la Generalitat a la Fundación Cyes.

Puig ha lamentado que Blasco, "aunque sea no adscrito, continúa con una cierta complicidad" y ha considerado que no cree que éste sea "un problema" del exdirigente, "sino del PP, que ha sido quien ha estafado a los valencianos y quien tiene que dar la cara, pues se quedaron con el dinero de la hucha de los más pobres, y esto es repugnante".

"Confío en la Justicia y en que finalmente a cada uno se le ponga en su sitio, pero aparte de la Justicia, hay unas responsabilidades políticas que hay que evaluar porque esto pasó en un gobierno y ese gobierno tiene que asumir su responsabilidades políticas", ha apuntado el líder de los socialistas valencianos.

En este sentido, ha subrayado que Blasco "no pasaba por allí, sino que ha sido un elemento fundamental en todos los gobiernos del PP y formaba parte nuclear de ese proyecto que ha fracasado en la Comunidad Valenciana".

Entregar el acta

Por su parte, la síndica de Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) en las Cortes y coordinadora de la formación de izquierdas, Marga Sanz, ha anunciado que su grupo presentará una iniciativa en la Cámara para que todos aquellos diputados inmersos en procesos judiciales por casos de corrupción que vayan a sentarse en el banquillo "abandonen el escaño y entreguen el acta" de parlamentario.

A su juicio, casos como el de Blasco, o el "inminente" de Milagrosa Martínez por Gürtel, "por poner solo dos ejemplos, son el paradigma de la indignidad".

"Si el PP no ha sido capaz de reclamar las actas a estos diputados, entonces tiene que ser la cámara autonómica quién lo haga", ha considerado. Sanz considera que la situación "a la que han abocado varios diputados a la máxima institución de los valencianos, es insostenible".

Para Sanz, "los continuos casos de corrupción son una vergüenza que se amplifica todavía más, cuando los imputados tienen que sentarse en el banquillo judicial y no dejan su escaño. Es indigno que gente como Rafael Blasco o Milagrosa Martínez prolonguen su presencia en la Cámara autonómica", criticado.

La parlamentaria acusa a todos ellos de "utilizar el escaño como si fuera un escudo protector". "Están denigrando el ejercicio de la política, atentando contra la democracia y utilizando el acta de diputado para su propio interés", ha dicho. Por ello, ha hecho hincapié en que ya que el PP "no es capaz de reclamarles esa acta", llevarán a las Cortes una iniciativa para que "sea una normativa la que les obligue a dejar el escaño".