_
_
_
_

La ‘banda de la endoscopias’ da un nuevo golpe

Robado material por valor de 150.000 euros en el Hospital Santa Tecla de Tarragona Es el tercer asalto parecido ocurrido en Cataluña en el último mes Los Mossos investigan la relación entre los asaltos a los centros sanitarios El sector da por hecho de que el material es vendido en el mercado negro internacional

La banda de las endoscopias ha vuelto a atacar en un hospital catalán. Unos ladrones se llevaron el martes siete endoscopios valorados en 150.000 euros del Hospital Santa Tecla de Tarragona. Con este ya son tres los robos producidos solo en el último mes, a los que hay que sumar al menos dos anteriores en Lleida y Terrassa. Los Mossos d’Esquadra investigan si los hurtos están relacionados, mientras que fuentes del sector apuntan a que el material sustraído se vende en el mercado negro internacional.

Los ladrones entraron entre las cinco y las seis de la tarde del martes, finalizada la actividad diaria en la zona de quirófanos, y lograron acceder a un área reservada a personal autorizado y pacientes. De la sala de endoscopias se llevaron siete aparatos —dos broncoscopios, dos colonoscopios, dos gastroscopios y un sinoscopio —que estaban colgados en una de las paredes. Las sondas de endoscopia son un cable flexible equipado con fibra óptica que se introduce en el cuerpo para obtener imágenes diagnósticas. El precio de los endoscopios oscila entre 24.000 y 32.000 euros, según las características

El director del centro, Xavier Oliach, sospecha que la banda había “analizado previamente” las rutinas del hospital y que los asaltantes “sabían lo que buscaban”. El hospital reprogramó varias pruebas al no conseguir equipos de recambio. La empresa que los suministra (Olympus) ha prestado todos los endoscopios que tenía a otros hospitales que también han sufrido robos. El hospital ha tomado prestado aparatos del vecino Hospital Comarcal de El Vendrell, gestionado también por la Xarxa Santa Tecla.

Imágenes sospechosas

Todos los aparatos llevan números de identificación que hacen casi imposible que sean instalados en otros centros sanitarios españoles. La policía catalana examina las imágenes captadas por las cámaras situadas a la entrada del hospital para cotejarlas con las obtenidas en otros centros. También ha facilitado a la dirección del hospital imágenes de algunos sospechosos. Fuentes de varios centros sospechan que los ladrones hacen una prospección previa en los hospitales para identificar dónde se guardan los equipos.

Los hospitales Santa Caterina (Salt), Arnau de Vilanova y Santa María (Lleida) y el de Terrassa han sufrido robos similares en lo que va de año.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_