Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se reanuda la búsqueda del conductor arrastrado por una crecida en Granada

La Guardia Civil ha avistado un coche que coincide con la descripción, pero era una falsa alarma

Las fuertes lluvias obligan a desalojos y a cortar carreteras en la provincia

Vecinos de Los Puentes (Jaén), evacuados tras desbordarse un río

La Guardia Civil ha desplegado a primera hora de este viernes un operativo para retomar la búsqueda del hombre desaparecido en la tromba de agua que cayó en las localidades de Deifontes e Iznalloz, al norte de Granada, e inspeccionará de nuevo el cauce del río Cubillas, hasta el pantano, buscando el vehículo que conducía, un Seat Ibiza blanco matrícula de Barcelona. Alrededor de las diez y media, el helicóptero de la Guardia Civil ha avistado un coche que podría ser el del desaparecido por coincidir con su descripción, aunque después se ha comprobado que era una falsa alarma, según informa el diario Ideal de Granada.

El hombre, de 58 años, desapareció la noche del miércoles en Granada tras la tromba de agua que azota la provincia. Un vecino dio el aviso de que había visto un coche arrastrado por la crecida del cauce del río Cubillas, por lo que la Guardia Civil comenzó la búsqueda en helicóptero y también por tierra. El dispositivo se suspendió a mediodía ya que los agentes no encontraron a nadie y no se había presentado ninguna denuncia. Sin embargo, el jueves por la tarde, una mujer de Deifontes ha denunciado la desaparición de su marido, quien conducía un Seat Ibiza blanco con matrícula de Barcelona, vehículo que coincide con la descripción dada por el testigo.

El 112 ha atendido 125 emergencias en la región

Al igual que el resto de la comunidad andaluza, Granada ha permanecido este jueves en alerta porfuertes precipitaciones y tormentas. En la provincia, las lluvias provocaron más de 100 incidencias, principalmente en Guadix —donde estaba activada la alerta naranja—, Pulianas, Peligros y Jun, donde se registraron multitud de problemas por anegaciones de viviendas, garajes, sótanos y calles. El agua obligó a desalojar varias casas de Iznalloz y a los 60 ocupantes de un hotel rural de Deifontes y dañó el manantial que abastece de agua potable a este municipio, por lo que sus 2.500 vecinos pasaron la madrugada del jueves sin abastecimiento. El suministro se reanudó el jueves por la mañana, según el alcalde, Francisco Abril, quien calificó la situación como “caótica”. La agricultura también notó la tromba de agua y granizo, que daño a los olivares, tanto al fruto, caído en el suelo; como a los árboles, según Asaja.

En Guadix, los Bomberos rescataron a un hombre que fue arrastrado con su vehículo por la corriente, concretamente en el Barranco del Lobo. Se anegó la iglesia de la Plaza de Santiago, los polígonos industriales, y las instalaciones de la Feria, que se inauguró oficialmente el miércoles por la tarde.

Además, la autovía A-44, que conecta Jaén con Granada, estuvo varias horas cortada en la noche del miércoles, pero el agua causó más daños en la A-4000, de acceso a Iznalloz, llegando a arrancar los quitamiedos de un puente. La Junta cortó el tráfico en dicha vía por el peligro que suponía circular por ella y por la tarde aún permanecía cerrada, a la espera de reponer los elementos de seguridad. En Deifontes, la carretera provincial que une el municipio con Iznalloz también estuvo cortada por la lluvia hasta bien entrada la madrugada del jueves.

Jaén y Osuna, sin tren

Las intensas lluvias de las últimas horas provocaron inundaciones en varias localidades de la provincia de Jaén, especialmente en la comarca de Sierra Mágina y en el entorno de la capital. Las fuertes precipitaciones, de más de 60 litros por metro cuadrado en un corto intervalo de tiempo, anegaron viviendas, sótanos, garajes, parcelas agrícolas y una treintena de carreteras de la red secundaria. Además, la capital jiennense se quedó sin servicio ferroviario al quedar cortada la conexión con Espeluy, por donde circulan los trenes hacia Madrid y Sevilla. Los pasajeros tuvieron que ser transbordados en autobús. Renfe también informó de la interrupción del servicio ferroviario entre las localidades sevillanas de Osuna y Pedrera por las inclemencias meterológicas.

Los mayores daños en la provincia jiennense se produjeron en el municipio de Bélmez de la Moraleda, donde la tormenta caída a primera hora de la mañana inundó varias viviendas y destrozó parques, jardines y mobiliario urbano, así como el acceso a varias pedanías. La carretera A-401 entre Bélmez y Jódar quedó cortada por el deslizamiento de una ladera. También se produjeron incidencias en Martos, Linares, Marmolejo, La Guardia, Torredonjimeno y Mancha Real.

La tormenta, acompañada de un fuerte aparato eléctrico (se contabilizaron más de 2.500 rayos) también precipitó el desalojo preventivo de decenas de vecinos en la zona residencial de Los Puentes, junto a los ríos próximos a la capital. En los paneles de información se activó la alerta que recomendaba a los vecinos evacuar la zona para una mayor seguridad. El río Jaén se desbordó en su discurrir desde el Puente de la Sierra hacia el Puente del Jontoya anegando huertas y chalés de varias comunidades.

Los bomberos tuvieron que intervenir para auxiliar a varias personas que habían quedado bloqueadas por la inundación en sus parcelas, sin que ninguna de ellas sufriera daños físicos, aunque sí hubo daños materiales por agua en las plantaciones, utensilios y viviendas.

En cuanto a la provincia de Córdoba, el Ayuntamiento de Fuente Palmera activó a mediodía el plan de emergencia municipal como consecuencia de las anegaciones que se registraron en una treintena de viviendas, informa Europa Press. En la red secundaria de carreteras se registraron numerosos problemas debido a las balsas de agua, la acumulación de piedras o barro en Palma del Río, Fuente Palmera, Bujalance, Adamuz, Baena, Pedro Abad y Montoro. En Palma del Río, los bomberos rescataron a un hombre cuyo vehículo había sido arrastrado por el agua en la carretera que une esta localidad con Hornachuelos.

Para este viernes, la Agencia Estatal de Meteorología mantiene la alerta en toda comunidad, por ello, Ecologistas en Acción ha alertado de que la rambla de Albuñol, en la costa granadina, está ocupada por grandes vigas que Fomento tiene allí para las obras de la autovía A-7 lo que, en caso de una fuerte tromba, “puede formar un tapón y un desbordamiento de la rambla, con peligro para estas viviendas”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >