Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Donde cabe un mensaje, cabe una obra de arte

Medio centenar de artistas exponen en Ontinyent obras hechas en pequeños post-its de papel

Una pieza de Ana Vernia en la exposición 'I posquin you'.
Una pieza de Ana Vernia en la exposición 'I posquin you'.

En lugar de colgado, pegado. En lugar de grande, pequeño. En lugar de duradero, efímero. Son algunas de las características de las obras de arte expuestas desde este miércoles y hasta el 31 de agosto en la Galería de Arte El Teler de Ontinyent, donde medio centenar de artistas españoles y extranjeros,  procedentes de Alcoi, Barcelona, Ámsterdam, Bogotá o México, han plasmado su creatividad en esos pequeños post-its de papel donde oficinistas, estudiantes o escribientes en general anotan cotidianamente mensajes, avisos, recados o recordatorios.

Subrayan los organizadores que se trata de "una iniciativa pionera en España" que propende a un objetivo: "Reivindicar que el arte nunca sobra y mucho menos en tiempos de crisis", según las comisarias Xus Francés y María Carballo, que responden con un "no" rotundo, a la pregunta de si "la crisis se ha tragado el arte". En todo caso, "se adapta a 56,25 cm. cuadrados si hace falta".  MacDiego, Jesús Herrera, Miguel Ángel Aranda, Ricard Huerta o Ana Vernia son algunos de los creadores que han aceptado este inusual desafío en pequeño formato. 

Las comisarias se muestran entusiastas de esas "pequeñas hojas de papel con adhesivo en la parte posterior, revolucionaron la comunicación en los años 80 por su múltiple y variada utilidad, en el trabajo, en casa… y, por qué no, para plasmar arte", defienden las comisarias. En este sentido, siguen los pasos de artistas internacionales como R. B. Kitaj o Ardan Özmenoglu, autores de  instalaciones en este soporte familiar. Francés y Carballo, además, se han inventado el término posquin® para designar "distintas formas de expresión en dimensiones reducidas".

Las obras expuestas tienen un valor de cinco euros cada una y el público puede adquirirlas y llevárselas al instante.