Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estas canciones buscan casa

El músico belga Lieven Scheerlinck, A Singer of Songs, presenta el proyecto “There is a home for you” en Galicia

El músico Lieven Scheerlinck
El músico Lieven Scheerlinck

Un entretenimiento, un regalo, un remedio para estados carenciales. Como las canciones no tienen prospecto, el músico Lieven Scheerlinck (Bélgica, 1976), bajo el alias A Singer of Songs, te las lleva a casa para que las utilices como te dé la gana. La idea del trovador en el salón es tan antigua que se ha perdido en el tiempo. “Siempre ha sido así: se trata de coger la guitarra y entretener a la gente”, bromea mientras pasea por la ciudad, un par de horas antes de que comience su primer recital de esta gira en Galicia.

Esta noche le esperan en la sala Pequeño Karma de Pontevedra, mañana en la tienda de ropa Vintage & Coffee de A Coruña, el sábado en La Casa de Arriba de Vigo y el martes en el ciclo Terrazeando de Santiago de Compostela. La tarde del domingo la pasará en Noia en el domicilio de unos desconocidos que le escribieron pidiéndole que fuese a tocar a su casa. “Lo hice una vez y me encantó porque es auténtico, íntimo y cercano”. El gesto, que ofrece gratuitamente a través de su página web, le viene ni que pintado a la atmósfera delicada de su cuarto disco, There is a home for you (2013), en el que comparte muchos recuerdos personales y que suena “imperfecto” a propósito: “Intento hacerlo todo lo más sencillo posible. Grabo las canciones en una o dos tomas y así se quedan, con acoples o algún que otro desafinado. Prefiero que sea más honrado que bonito”, explica. Que se haga llamar A Singer of Songs (Un cantante de canciones, nombre prestado de una canción de Johnny Cash), ya lo dice casi todo.

Pero no es solo romanticismo lo que mueve a Scheerlinck a buscar un hogar para sus canciones. En su experiencia de quince años residiendo en Barcelona, el compositor ha ido viendo como las cosas cada vez se ponen más difíciles para la música en directo. “Cuesta muchísimo tocar en las salas porque las restricciones no hacen más que aumentar”. De ahí que se le ocurriese servir a domicilio este otro tipo de alimento.