Un hombre de 25 años muere acuchillado en Fuenlabrada

La policía busca a cuatro hombres que estaban con sus familias en un parque

La policía acordona la zona del asesinato.
La policía acordona la zona del asesinato. F. J. Barroso

“Ya no me meto más con vosotros, ya no me meto más”, han sido las últimas palabras que algunos testigos han oído decir a Alexander Mokrushin, de 25 años, un vecino de la localidad madrileña de Fuenlabrada (198.000 habitantes) de nacionalidad rusa que ha muerto apuñalado esta madrugada. La policía busca a cuatro hombres que han salido corriendo detrás de él hasta que le han dado alcance y lo han matado. Este crimen eleva a 20 las muertes registradasen la región en lo que va de año.

Era la una de la madrugada cuando un grupo de familias, con sus hijos de corta edad incluidos, estaban en el parque del Huerto del Cura, en el centro de la localidad fuenlabreña. Se trata de una zona con unos locales de ensayo del Ayuntamiento y a la que acuden los jóvenes a jugar al baloncesto. Por razones aún no esclarecidas, Alexander, conocido por sus amigos como El ruso, se ha acercado a ellos y se ha iniciado una discusión. Las familias estaban integradas por unos 20 miembros, que han salido a la carrera detrás del joven. “Algunos llevaban hasta palos metálicos y le han ido pegando por la espalda, mientras él intentaba huir a toda velocidad”, han explicado algunos testigos. “Detrás de él iban incluso las mujeres con los carritos de los niños y los propios niños corriendo”, ha añadido otra testigo.

Los atacantes le han pegado también en las piernas hasta que han logrado derribarle a la altura del número 14 de la calle de Pozuelo, junto a la salida de un paso subterráneo bajo las vías del tren. Allí es donde le han clavado un arma blanca en el tórax izquierdo. Tras dejarlo tirado en el suelo inconsciente y malherido, todos han huido del lugar.

Según un portavoz de Emergencias 112, varios testigos han llamado al teléfono de emergencias 112 a la 01.15. Los comunicantes han contado que los atacantes llevaban una catana (espada de origen oriental de grandes dimensiones), pero las primeras investigaciones hacen suponer que se trata de un machete con una hoja muy grande, conocido como bolomachete, dada la lesión que ha producido a la víctima.

Los primeros en llegar fueron agentes de la Policía Local de Fuenlabrada que iniciaron las maniobras de resucitación ya que la víctima se encontraba en parada cardiorrespiratoria. Después se han sumado los facultativos de una UVI móvil del Servicio de Urgencias Médicas de la Comunidad de Madrid (Summa) que han seguido con las maniobras de reanimación cardiopulmonar durante media hora. Al final solo han podido certificar la muerte de Alexander. “La herida se encontraba en el tórax izquierdo y posiblemente ha podido afectar al corazón”, ha explicado el jefe de guardia del Summa, Julio Merlín.

Al lugar han acudido agentes del Grupo VI de Homicidios y especialistas del Grupo de Delitos Violentos (Devi) de Policía Científica, que se encargan de las investigaciones. El arma homicida no ha sido aún recuperada. La zona donde estaban las familias ha sido acordonada ya que los agresores estaban consumiendo bebidas y se esperaba coger sus huellas de las botellas y los vasos. También se ha guardado para su análisis el lugar donde se han hallado los palos con los que han agredido a Alexander.

La noticia de la muerte del Ruso ha corrido rápido entre sus conocidos y amigos, que han acudido a la calle de Pozuelo para ver el cuerpo. El fallecido residía en el barrio de Loranca y, según fuentes policiales, solía relacionarse con personas dedicadas a los robos con fuerzas. Tiene 14 antecedentes policiales por diversos delitos (contra la Ley de Extranjería, hurtos, estafa, usurpación del estado civil y tres robos con fuerza. La última detención es del 16 de marzo de 2012.

“No era ni de aquí ni de allá. Se movía por todos los lados y le conocía bastante gente. "Era un tipo normal”, han afirmado algunos conocidos. Estos no han sabido explicar si el fallecido tenía algún trabajo. La madre de Alexander ha llegado alrededor de las cuatro de la madrugada, justo cuando el juez de guardia estaba ordenando el levantamiento del cadáver. Está previsto que a lo largo de esta mañana se le practique la autopsia. El fallecido tenía varios tatuajes por el cuerpo: en uno de ellos pone "El Ruso" y en otro "Me juzga solo Dios".

La zona donde ha ocurrido el crimen es “bastante tranquila”, según los vecinos. Antes era frecuentada por bandas latinas pero la apertura de la Sala El Grito, del Ayuntamiento de Fuenlabrada, y de un local para asociaciones hizo que el ambiente cambiara bastante, según algunos residentes.

La policía confía en detener en breve a los autores ya que hay bastantes testigos de lo ocurrido y se trata de personas que viven en la zona. Esta muerte eleva a 20 los homicidios registrados en la región en lo que va de año. El último se produjo el pasado lunes cuando un hombre de nacionalidad dominicana murió apuñalado en el distrito de Carabanchel. El juez de guardia ordenó la noche del jueves el ingreso en prisión de su mujer como supuesta autora del crimen.

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS