Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Familiares y autoridades velan a Rosalía Mera, que será enterrada mañana

Las instituciones gallegas agradecen su compromiso con los más desfavorecidos

El modisto Antonio Pernas, a su llegada a la capilla ardiente de Rosalía Mera
El modisto Antonio Pernas, a su llegada a la capilla ardiente de Rosalía Mera

Recibirá sepultura mañana en el cementerio de Santa Cruz, en la localidad costera de Oleiros, a las afueras de A Coruña, donde llevaba años residiendo. Familiares y amigos de Rosalía Mera Goyenechea, cofundadora del imperio textil Inditex, velan desde esta mañana su cuerpo en el tanatorio coruñés de Servisa, enfrente del pequeño hospital privado de San Rafael en el que la empresaria falleció anoche, tras sufrir un derrame cerebral cuando finalizaba sus vacaciones en Menorca con su hija Sandra y sus nietos. La discreción y normalidad que eran regla de oro en la vida  de la mujer más rica de España impregnan también la elección del lugar para su velatorio, abierto al público en uno de los principales y más concurridos tanatorios de A Coruña.

Las únicas restricciones de acceso, acorde con su fobia a las cámaras, son para los periodistas y fotógrafos, acampados desde la mañana a las puertas del edificio donde se sucedió durante el día el desfile incesante de personalidades de la vida pública y social. Entre los primeros figuraron los conselleiros de Educación y Cultura de la Xunta, Jesús Vázquez, y de Trabajo y Bienestar, Beatriz Mato.Y luego fueron pasando por la capilla ardiente el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría; el modisto gallego Antonio Pernas; la productora de cine Emma Lustres, muy emocionada, o la líder del PSOE coruñés, Mar Barcón. También se acercó a media tarde la cantante Luz Casal, quien comentó a los periodistas: "Era una mujer poderosa y no precisamente en lo material, sino en la otra parte del ser humano. Me da muchísima pena".

Al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se le espera mañana en el entierro, que se celebrará a las 11 horas en la pequeña iglesia de Santa Eulalia de Liáns, en Oleiros.Será una ceremonia alejada de toda pompa, por expreso deseo de su familia, que encabeza su hija Sandra Ortega Mera, acérrima defensora de su privacidad. Su padre, Amancio Ortega, dueño de Inditex, llegó al velatorio a las 11.35 horas, con su habitual campechanería, en mangas de camisa y sin corbata. Por la tarde, acudió el presidente de Inditex, Pablo Isla. La víspera por la noche Ortega acompañó a su hija y sus nietos tras el fallecimiento de Rosalía Mera. Tenía 69 años, una energía y una vitalidad sin par. Su muerte cogió a todos por sorpresa.

"Fue algo repentino", ha confirmado esta mañana el doctor Machuca, médico de la familia y "amigo de siempre". Acudió al hospital de Mahón, donde Rosalía Mera fue ingresada tras sufrir un derrame cerebral el pasado miércoles . Poco después un paro cardíaco provocó la irreversibilidad del estado de la empresaria. "La estudiamos bien allí y vimos que era mejor traerla para aquí", relató el médico que viajó en el avión-ambulancia que llevó  a Mera a su ciudad natal, donde falleció sobre las 20.30 horas del jueves.

El Gobierno gallego ha emitido una declaración esta mañana en la que, "además de su contribución al desarrollo económico de Galicia a través de Inditex" destaca muy especialmente "su decidido compromiso a favor de la integración social de las personas discapacitadas" que desarrolló desde la Fundación Paideia. "A esta labor social se une también su compromiso con la investigación de enfermedades y su implicación en numerosos proyectos y actividades en el campo de la educación y de la infancia", ha subrayado el Ejecutivo de Feijóo.

Para el secretario general de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, Mera ha sido un ejemplo de como "se puede levantar desde la nada un imperio textil, crear un referente económico mundial, sin perder la perspectiva de la solidaridad con quien más lo necesita". "Es un modelo de superación personal y de interés y curiosidad emprendedora por mejorar la vida de los demás", ha afirmado Vázquez en un comunicado. "Defendió sus ideas con valentía y fue refugio y apoyo de muchos colectivos sociales".

También la Confederación de Empresarios de Galicia ha glosado el "fuerte y decidido carácter empresarial" de una mujer que "ha sabido aunar los intereses de su actividad económica con su vocación solidaria con otros colectivos a través de la Fundación Paideia". En la misma línea, la dirección de UPyD en Galicia ha emitido un comunicado para reconocer su trabajo de "gran mecenas" en apoyo a "mujeres emprendedoras y colectivos desfavorecidos". "Es un gran ejemplo para el resto del empresariado gallego", señala el partido de Rosa Díez.

 Incluso la Asociación Gallega para la Defensa de la Sanidad Pública ha hecho una declaración sobre la muerte de Mera en que la que manifiesta que "pese a su privilegiada posición social y a algunas contradiciones empresariales, mantuvo siempre unas posiciones de clara defensa del sistema sanitario público, en contra de la política de su desmantelamiento e de supresión de derechos de la actual Ley del Aborto".