La magia de ‘Norma’ regresa a Peralada

Bellini exige máximo virtuosismo a las voces, pero al servicio de la expresión musical y teatral de las emociones

Sondra Radvanosky, en plena actuación
Sondra Radvanosky, en plena actuaciónOPERA DE OVIEDO

La ópera ha encontrado su refugio más seguro en el Festival Castell de Peralada (Girona), empeñado en mantener, contra viento y marea, una digna oferta lírica en tiempos de crisis. La apuesta más ambiciosa de su 27ª edición es un montaje de Norma, de Vincenzo Bellini, joya del repertorio belcantista que llega por primera vez al festival ampurdanés bajo la batuta del director italiano Carlo Montanaro y con una estrella en pleno ascenso internacional, la soprano estadounidense Sondra Radvanovsky, en el emblemático papel titular. El tenor catalán José Bros, la mezzosoprano rusa Marina Prudenskaya y el bajo italiano Carlo Colombara completan el equipo de solistas de la única función programada, hoy a las 22.00 horas.

La producción que podrá verse en el auditorio de los jardines del castillo de Peralada procede de la Ópera de Oviedo, con dirección escénica de Susana Gómez, escenografía de Antonio López Fraga, iluminación de Alfonso Malanda y vestuario de Gabriela Salaverri. En el foso actuará la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Catalunya (OBC). La parte coral corre a cargo del Coro de Cámara del Palau de la Música Catalana. El precio de las localidades más caras es de 160 euros y las más baratas cuestan 50 euros.

La presencia de Sondra Radvanosky dispara el interés melómano

La presencia de Sondra Radvanosky dispara el interés melómano, ya que la diva estadounidense regresa a Peralada, donde debutó con un espectacular recital hace dos años, con uno de los papeles más difíciles del repertorio, Norma en una actuación que será el preludio de su primera Norma en el Metropolitan Opera House de Nueva York, teatro donde está considerada como una de las divas con más esplendoroso futuro.

Con Norma, estrenada en 1831 en la Scala de Milán, Bellini dio vida a uno de los personajes más carismáticos de la historia de la ópera, en el que han dejado huella voces de leyenda como María Callas, Montserrat Caballé, Joan Sutherland y Renata Scotto. El personaje de la despechada sacerdotisa gala es un desafió vocal supremo al que se siguen enfrentando las divas de cada generación; la última en hacerlo ha sido la famosa mezzosoprano Cecilia Bartoli en una lectura historicista que ha llevado al disco bajo la batuta de Giovanni Antonini y que interpretará en el Festival de Salzburgo del 17 al 30 de agosto.

El poder de la melodía belliniana —la sublime Casta Diva es más célebre y elocuente ejemplo de la obra— desafía el paso del tiempo y lleva más de dos siglos y medio cautivando a varias generaciones de melómanos. Bellini usa de forma magistral todos los recursos del belcantismo y exige máximo virtuosismo a las voces, pero siempre al servicio de la expresión musical y teatral de las emociones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS