Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
toros en vitoria

Dejaron pasar la ocasión

Solo Juan del Álamo cortó una oreja en una tarde que se brindó a más trofeos

El diestro Juan del Álamo durante la corrida del Día del Blusa de Vitoria.
El diestro Juan del Álamo durante la corrida del Día del Blusa de Vitoria. EFE

Sólo Juan del Álamo tocó pelo en la corrida de ayer, pero ni siquiera el salmantino redondeó su tarde y en su segundo perdió con un pinchazo la posibilidad de una segunda oreja. Y fue una tarde para más, para cortar trofeos y para reivindicarse, porque Pérez Mota es un joven que necesita de triunfos para empezar a encadenar festejos, y Del Álamo debe ratificar sus buenas tardes en Madrid en cada oportunidad que se le presente.

Los toros hacían presumir algo bueno. Los santacolomas de Ana Romero y los parladés de López Gibaja. Interés previo no faltaba y lo confirmaron en el ruedo. De los de Ana Romero el segundo ofreció el triunfo, sobre todo por el pitón izquierdo, con poder y entrega y el sexto tuvo interés y el torero supo sacarle algo de jugo.

Del trío de Gibaja destacó el quinto, también en el lote de Pérez Mota. Bravo, con transmisión y entrega, debió encontrar mejor trato en los trastos de su matador; peor condición sacaron primero y tercero, que fueron más deslucidos.

Con esos mimbres, el meritorio de la terna, Pérez Mota, quiso y puso mucho deseo y entrega, pero le faltó la pausa necesaria para construir unas faenas de más contenido. Juan Bautista, con el lote más soso, se limitó a dejar constancia de su oficio; pausa y limpieza, pero con brillantez sólo por momentos tanto con el capote como con la muleta.

Corrida del Blusa

Vitoria. 25 de julio de 2013. Corrida del Blusa. Un cuarto de entrada. Tres toros de Ana Romero (2º, 4º y 6º), buenos, y tres de López Gibaja (1º, 3º y 5º) de los que destacó el quinto por su bravura. Juan Bautista, ovación con saludos y silencio tras aviso, Pérez Mota, vuelta tras petición y saludos tras aviso; y Juan del Álamo, oreja tras aviso y vuelta tras petición. Se guardó un minuto de silencio por el accidente ferroviario de Santiago.

El único de la terna que dejó un sello positivo fue Juan del Álamo. Ha cambiado y se presenta mucho más maduro. Lo ha anunciado en Madrid, con sus orejas en dos tardes casi consecutivas, y ayer en Vitoria se presentó con dos largas cambiadas y todo su trasteo tuvo deseo y valentía. Dejó claro que quiere. Sumó una oreja, si no pincha el sexto podría haber cortado otra. Pero hubo toros para haber cortado más trofeos.