Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crece la tensión entre Gibraltar y los pescadores por las obras del arrecife

Las cofradías se muestran preocupadas por los efectos en el caladero

Una embarcación de Gibraltar lanza bloques de hormigón al mar. Ampliar foto
Una embarcación de Gibraltar lanza bloques de hormigón al mar. EFE

La tensión entre el Gobierno de Gibraltar y los pescadores de la Bahía de Algeciras, lejos de apaciguarse, crece cada día. La empresa TP Towage, contratada por el Ejecutivo de Fabian Picardo para construir un arrecife, ha continuado este jueves con la colocación de bloques de hormigón y ferralla en estas aguas. Mientras, dos marisqueros linenses intentaban faenar en la zona. Los hechos han provocado nuevos momentos de tensión entre los barcos españoles, la policía de Gibraltar y la Guardia Civil.

Sobre las 11:30, el remolcador de la compañía gibraltareña Elliot, cargado de bloques de hormigón, se dirigió a la zona del litoral gibraltareño más próximo a la playa de Poniente de La Línea de la Concepción (Cádiz), en concreto, junto a un lugar conocido como Puerto Chico. El remolcador llegó a la zona escoltado por seis embarcaciones de la policía gibraltareña y la Royal Navy, que formaron una “barrera” para facilitar el vertido al mar de los bloques de hormigón. A pocos metros, dos patrulleras del Servicio Marítimo de la Guardia Civil trataban de evitarlo, mientras protegían a los marisqueros linenses Alejandra y Divina Providencia, que intentaban calar sus redes en la zona.

Se produjeron colisiones entre los buques españoles y de la colonia

Fue entonces cuando se vivieron los momentos de mayor tensión. Se produjo un enfrentamiento dialéctico entre los agentes de la policía del Peñón y los pescadores linenses, así como varias colisiones entre los buques de la Guardia Civil, las autoridades gibraltareñas y los dos pesqueros. “Nos vas a echar al fondo”, gritaba el patrón del Divina Providencia, Francisco Gómez, mientras una lancha de la policía de Gibraltar abordaba su pequeña embarcación. “Me han dado varios porrazos en la zona de la proa y me han levantado toda la roda del barco. Ahora estoy intentado fijarla con clavos”, afirma Gómez.

Lo que verdaderamente preocupa a la cofradía de Pescadores linense son las consecuencias que puede tener para la flota artesanal de Algeciras y La Línea el efecto de los bloques de hormigón en el caladero. El patrón mayor de la cofradía de La Línea, Leoncio Fernández, ha culpado de lo ocurrido al Gobierno español. “Vamos a reclamar indemnizaciones para los 53 barcos que faenan en esta zona”, anuncia Fernández. “Han acabado con los rederos, los barcos de cerco y los arrastremos. Con los hierros que sobresalen de esos bloques de hormigón, las artes quedarán destrozadas”, asegura el patrón mayor linense, quien ha insistido en que “los políticos españoles son plenamente conscientes de lo que está pasando. Y no han hecho nada”. El depósito de los bloques de hormigón en las aguas de la Bahía algecireña es, para Leoncio Fernández, “un cáncer que le ha caído al mar porque donde caiga un bloque de esos no se cría absolutamente nada”.

Picardo afirma que la actuación busca “potenciar la biodiversidad”

El Gobierno de Gibraltar ha vuelto a condenar “la injerencia de los barcos pesqueros españoles con el trabajo que se está llevado a cabo cerca del extremo oeste de la pista”. Picardo ha justificado de nuevo estos trabajos amparándose en el informe emitido, el pasado 4 de junio, por un grupo de trabajo de expertos independientes sobre la Gestión de los Recursos Marinos Vivos en las Aguas de Gibraltar, conformado a raíz del conflicto pesquero surgido con los barcos de la flota artesanal española. Según el mencionado documento, que conocen los representantes del sector pesquero que participaron en dicho grupo, “se recomienda estudiar la implantación de arrecifes artificiales para potenciar la biodiversidad y conservar el medio” y “no para boicotear a los pescadores”.

Según fuentes de la empresa gibraltareña que realiza los trabajos de construcción del supuesto arrecife, a lo largo del día de mañana concluirán los trabajos de depósito de los 50 bloques que van a ser colocados en la zona próxima a la pista de aterrizaje del aeropuerto y frente al muelle norte del puerto del Peñón. El Ejecutivo de Fabián Picardo ha señalado que “las aguas de la pista de aterrizaje y despegue son parte de Gibraltar tanto o más que la avenida principal”.

Más información