Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán precipita su retirada de la Junta y su relevo con Susana Díaz

El jefe del Gobierno andaluz anuncia este miércoles a su partido que se marcha en septiembre

La directiva regional ratificará a Susana Díaz como nueva candidata socialista

Jose Antonio Griñán, tras proclamase Presidente de la Junta de Andalucía.  Ampliar foto
Jose Antonio Griñán, tras proclamase Presidente de la Junta de Andalucía.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ya ha puesto fecha de caducidad a su mandato. El también presidente federal del PSOE anunciará este miércoles, durante el comité director de los socialistas andaluces, que en septiembre dejará la presidencia del Gobierno autónomo. Lo anunciará justo el día en que el PSOE andaluz ratificará a la actual consejera de la Presidencia, Susana Díaz, como próxima candidata en Andalucía, el mayor bastión de poder de los socialistas en España.

Griñán puso en marcha el proceso de su sucesión hace menos de un mes, durante el debate sobre el estado de la comunidad. Entonces anunció que no volvería a repetir como cabeza de cartel de los socialistas andaluces, que a las pocas horas abrieron un proceso de primarias que concluyó la semana pasada sin que los militantes llegaran a votar en las urnas ya que Díaz fue la única aspirante que logró los avales suficientes. Los otros dos aspirantes, el consejero Luis Planas y el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez Salas, no lograron conseguir el 15% de los avales que exigen los estatutos del PSOE para poder aspirar a la candidatura.

La consejera de la Presidencia hizo toda una demostración de fuerza al lograr casi 22.000 firmas de los militantes, lo que supone casi la mitad del censo del PSOE andaluz.

La vorágine que vive el socialismo andaluz es constante y este nuevo anuncio de Griñán es otro episodio. Desde hace semanas, cuando Griñán abrió el proceso sucesorio, se venían haciendo cábalas sobre cuándo dejaría la presidencia de la Junta, ya que se daba por seguro que no iba a permitirse una bicefalia: esto es, que en el Consejo de Gobierno convivieran Griñán y Díaz.

El anuncio de Griñán se produce además en vísperas de la declaración ante la juez Mercedes Alaya, instructora del caso de los ERE fraudulentos, del ex interventor general de la Junta de Andalucía, Manuel Gómez. Este testimonio se considera clave para el futuro procesal de Griñán, ya que la Intervención hizo hasta 15 informes en los que alertó del procedimiento irregular con el que se daban las ayudas cuando el ahora presidente de la Junta de Andalucía era consejero de Economía y Hacienda.

El equipo de Griñán desvincula la decisión de precipitar su marcha en septiembre de la causa judicial, pero lo cierto es que el deterioro personal y político que le ha causado el caso de los ERE, del que se considera ajeno, es también una de las razones por las que Griñán ha decidido anticipar su relevo en la Junta.

Los planes del todavía presidente de la Junta de Andalucía pasan por arrancar el curso político en septiembre con un nuevo liderazgo en la Administración autonómica. La idea, según las fuentes consultadas, es que en los primeros 10 días de ese mes se celebre un pleno en el parlamento regional para la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía.

Griñán, según estas fuentes, es probable que deje también el escaño en el Parlamento autónomo y sea designado senador por la cuota autonómica. Este puesto institucional le permitiría mantener el aforamiento ante el Tribunal Supremo en el caso de que la juez que investiga los ERE fraudulentos vea indicios de delito contra el presidente de la Junta y decida remitir la investigación a ese órgano.

Para su salida, Griñán ha aludido a razones personales y políticas, entre otras la necesidad de propiciar un relevo generacional en el PSOE andaluz. La elegida es Susana Díaz, que hoy será confirmada como candidata autonómica en el comité director de los socialistas andaluces.

El presidente de la Junta de Andalucía ha valorado en Susana Díaz la capacidad de unir el PSOE andaluz, que en los últimos años (tras la marcha de Manuel Chaves y la llegada de Griñán) ha vivido envuelto en diferentes batallas en sus feudos provinciales que lo han deshilachado. Esta unión se ha reflejado de forma evidente en las primarias, donde Díaz recibió el respaldo de todas las direcciones provinciales, incluidas las que podían tener algunas reticencias, como la de Jaén.

Las fuentes consultadas han señalado que Griñán ha comunicado su decisión al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que mostró ciertas dudas a precipitar el proceso. Según estas fuentes, Rubalcaba quedó finalmente convencido de que lo mejor en este momento es la salida de Griñán y también de que la sucesora idónea es Susana Díaz.

“Septiembre es el momento oportuno para el relevo. Empieza el curso político y la negociación de los Presupuestos con IU, que será complicada”, aseguraron estas fuentes socialistas.