CiU apoya en el Parlament y veta en Barcelona la ley contra la homofobia

La Cámara catalana aprueba que la proposición de ley siga su tramitación parlamentaria Trias se opuso en junio a firmar una declaración que instaba al Parlament a impulsar la norma El PP vota en contra y revela que cargos de Unió les invitaron a presentar la enmienda

Alicia Sánchez-Camacho, Enric Millo, Santi Rodríguez y en la fila de superior, Rafael Luna y Dolors López, en una sesión en el Parlament,
Alicia Sánchez-Camacho, Enric Millo, Santi Rodríguez y en la fila de superior, Rafael Luna y Dolors López, en una sesión en el Parlament,Abert García

El público se puso en pie y prorrumpió en aplausos y diputados del ala izquierda del hemiciclo hicieron lo propio mirando hacia la tribuna. El Parlament ha aprobado que la proposición de ley de derechos de las personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales (LGBT) y para la erradicación de la homofobia, la lesbofobia y la transfobia continúe su trámite parlamentario al no prosperar la enmienda a la totalidad presentada por el Partido Popular. La iniciativa, presentada conjuntamente por el  Partit dels Socialistes. Esquerra, Iniciativa y la CUP, aspira otorgar mayor visibilidad al colectivo y dotarse de estrategias para actuar de oficio en casos de discriminación y maltrato por la orientación sexual. CiU se opuso también a la enmienda a la totalidad de los populares en contraste con lo sucedido hace un mes en el Ayuntamiento de Barcelona donde los nacionalistas se negaron a firmar, el Día del Orgullo gay, una declaración que instaba al Parlament a impulsar la citada ley.

El Código Penal y el Estatuto son normas suficientes para luchar contra la homofobia", dice la popular López

El redactado de la ley es prácticamente la misma que habían pactado en el último mandato los ex socios del Tripartito y cuya tramitación decayó al interrumpirse de forma abrupta la legislatura en septiembre pasado. La norma regula medidas de sensibilización y el reconocimiento de los derechos, el apoyo y la no-discriminación de estos colectivos. El proyecto también recoge un régimen de infracciones y sanciones que incluye multas, inhabilitaciones temporales o definitivas de la actividad de una empresa así como prohibiciones de financiación pública.

Todos los grupos se han felicitado por la proposición de ley que persigue evitar la discriminación por la orientación sexual salvo el Partido Popular. La diputada Dolors López ha rechazado que sea necesario impulsar una ley específica para proteger a estos colectivos pese a admitir que aún sufren marginación y que, pese a su avance en su reconocimiento social, está lejos "de una normalización total". Según López, ya hay un marco normativo y legal que protege y avala la no discriminación de estos colectivos, entre los que ha citado el Código Penal y el Estatut. "Sólo hay que cumplirlos", ha enfatizado. Y para ilustrar su opinión, ha señalado que el  mismo presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, aseguró que la legislación actual ya avala los derechos de estos colectivos, por lo que está "por delante de la realidad social". Curiosamente, en el Ayuntamiento de Barcelona CiU se negó a firmar en junio pasado una declaración institucional que instaba al Parlament a aprobar la ley contra la homofobia alegando que no era necesaria una ley tan específica, al tiempo que sugería el impulso de una ley paraguas contra la discriminación, en la que se incluyera el acoso a la comunidad del LGBT. El Gobierno encabezado por Xavier Trias (CiU) quería cambiar en el texto de la declaración la palabra ley por la de "marco legal". Por primera vez en una década, el Consistorio barcelonés se quedó sin una declaración en apoyo a los gays el día del Orgullo.

Unió reconoce que existió un arduo debate en su grupo y al final se impuso no presentar enmiendas

Durante su intervención, López ha revelado que dirigentes de Unió Democràtica, entre ellos algún consejero, les invitaron a presentar la enmienda para presionar a Convergència. "Lo hemos hecho desde nuestro convencimiento, pero Unió aún tiene la oportunidad de hacer lo que piensa", ha afirmado López. La realidad es que en el seno de Unió una dura discusión sobre la posición que debían adoptar los diputados. Finalmente, venció la tesis de los diputados democristianos que se alinearon con la proposición de ley. En mayo pasado, Convergència i Unió ya votaron distinto en una moción impulsada por los socialistas contra el proyecto de ley del ministro Gallardón para reformar la ley del aborto. CDC votó a favor y Unió se abstuvo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La democristiana Maria Mercè Jou ha admitido ese "debate intenso" en su grupo parlamentario sobre esa proposición porque algunos, sin precisar, consideraban que lo necesario es elaborar una ley genérica de no discriminación. Y ha matizado, eso si, que descartaron presentar una enmienda a la totalidad para evitar que se afirme que CiU no está a favor de la no discriminación del colectivo gay, "porque no sería verdad". "Somos un partido humanista, y como partido humanista no tenemos otra vocación que respetar el derecho de todo el mundo", ha afirmado Jou, que ha recordado que el Parlament aprobó en 1998 la primera ley de parejas homosexuales cuando la actual presidenta de la Cámara catalana, la democristiana Núria de Gispert, era consejera de Justicia.

El grupo municipal de CiU en Barcelona se negó a firmar una declaración en favor de la ley

Los partidos de izquierda han aplaudido sin excepción la tramitación. Anna Simó, diputada de Esquerra, ha remarcado la importancia de que la ley salga adelante para erradicar "la 'LGBTfobia", y ha apuntado que debe ser una herramienta de cambio para luchar contra la discriminación por orientación sexual. El socialista Jaume Collboni ha lamentado que aún haya comportamientos homófobos en instituciones y hasta entre miembros del Gobierno y del PP, además de alertar de que este término suele implicar "odio y desaprobación". La ecosocialista Laura Massana ha reivindicado la importancia de la educación como espacio primordial para combatir la discriminación por orientación sexual. "Queremos que la ley suponga más libertad y felicidad", ha dicho.

"Hoy es un día histórico", ha proclamado el diputado de la CUP David Fernández, tras recordar que en 1991 seis cabezas rapadas mataron a golpes y patadas al travestido José Rescalvo Zafra, alias Sonia, en el parque de la Ciutadella, a muy poca distancia precisamente del Parlament. La diputada de C's Inés Arrimadas ha abogado por que la igualdad formal y jurídica actual sea "efectiva y real".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS