Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una víctima de pelota de goma demanda al Estado ante el Tribunal de Estrasburgo

Carles Guillot acude al Tribunal de Estrasburgo tras haber agotado todas la vías judiciales, para denunciar la "falta de justicia"

Carles Guillot, que perdió un ojo en 2001 presuntamente por una pelota de goma de los Mossos d'Esquadra, ha presentado una demanda contra el Estado español ante el Tribunal de Estrasburgo, tras agotar todas las instancias de la justicia española, por vulneración de su derecho a la integridad física y a un proceso justo y sin dilaciones.

Según ha explicado Guillot en rueda de prensa este miércoles, que ha contado con la presencia de Ester Quintana, el objetivo de esta demanda es "visibilizar la falta de justicia" además de la ineficacia y la irresponsabilidad de una clase política que defiende y ampara a los policías en casos como el suyo.

Según su relato, un agente admitió que estaba en el lugar, durante un desalojo en el barrio de Gràcia de Barcelona, que disparó su escopeta y que vio a alguien caer, aunque finalmente negó su autoría, por lo que la Audiencia de Barcelona sobreseyó el caso.

Es la primera demanda de estas características

"Me ha quedado claro que en este país no hay justicia", ha lamentado Guillot, que ha recordado que pese a que han habido muchos heridos por las pelotas de goma, en ningún caso hay un policía sentenciado por ello. Para el afectado, la "impunidad debe terminar" y ha pedido que acabe también la complicidad del sistema judicial y político con la impunidad policial.

Ahora el Tribunal de Estrasburgo deberá estudiar la cuestión y decidir si admite a trámite la demanda, presentada esta semana por los abogados Jaume Asens y Anaïs Franquesa. El primero ha explicado que la demanda se dirige contra el Estado por vulneración de la Convención sobre los Derechos Humanos firmada en Roma en 1950 y suscrita por España, porque se han vulnerado los artículos que garantizan la integridad física y el derecho a juicio justo y en un plazo razonable de tiempo.

Para el abogado, los 12 años transcurridos desde que iniciaron el caso -hace poco que el Tribunal Constitucional se pronunció agotando las vías de la justicia española- es un plazo "desproporcionado" y ha reiterado que quieren trasladar a este tribunal el debate que ya está realizando la sociedad catalana.

El Tribunal de Estrasburgo ya consideró "desproporcionado" el uso de botes de humo

Según Asens, es la primera demanda de estas características después de que se presentara una similar sobre el uso de los botes de humo en el País Vasco, que el Tribunal de Estrasburgo consideró su uso desproporcionado.

En definitiva, quieren que esta acción les sirva para sumar argumentos para que se prohíban las pelotas de goma y les parece una "exigencia civilizadora", además de resaltar que la sociedad catalana ya está madura para decidir prohibirlas. Asens ha admitido que son conscientes de que es difícil que Estrasburgo admita la demanda, porque lo hace en pocas ocasiones, ya que este tribunal es exigente respecto a su competencia.

La abogada Anaïs Franquesa ha detallado que la demanda se presenta por vulneración del artículo 3 que prohíbe tratos inhumanos y degradantes, por la gravedad de las lesiones que sufrió Guillot, por vulneración de la integridad física, y por el artículo 6 que garantiza el derecho a un proceso justo y en un plazo razonable.