Un poderoso ojo para ver las cajetillas

Vigilancia Aduanera incorpora un vehículo escáner a la lucha contra el contrabando en La Línea

Dos guardias civiles intervienen cajetillas de tabaco en un control de La Línea (Cádiz).
Dos guardias civiles intervienen cajetillas de tabaco en un control de La Línea (Cádiz).MARCOS MORENO

La lucha contra el tráfico de tabaco y drogas en la aduana entre La Línea de la Concepción y Gibraltar se refuerza dentro de un mes con un novedoso vehículo escáner. En agosto Vigilancia Aduanera incorpora este nuevo furgón para luchar contra el fraude en la Verja, aunque posteriormente el vehículo será utilizado en otras provincias. “Se trata de un paso más en la colaboración que desde principios de año se mantiene con la Guardia Civil en la aduana de Gibraltar”, confirman fuentes del cuerpo policial del Ministerio de Hacienda. Ya el pasado enero dos funcionarios de Aduanas se sumaron al trabajo que ejercen los agentes del Instituto Armado en la frontera, debido al incremento del contrabando procedente del Peñón.

El nuevo vehículo policial con escáner detectará mercancías ocultas en dobles fondos gracias a un sistema por retrodispersión que permite que unos pequeños gálibos en la parte superior del furgón emitan una señal a su interior, donde los funcionarios reciben una imagen espectrográfica del turismo, pudiendo reconocer su interior. La retrodispersión es la última tecnología en reconocimiento no intrusivo y difiere de los convencionales escáneres de rayos X, en que el escáner emisor actúa también como detector y analiza los parámetros de la emisión, traduciéndolos en una imagen gráfica de alta resolución. Los tres funcionarios que se encargarán de este servicio ya han concluido los cursos del Consejo de Seguridad Nuclear para el manejo del Medusa, como se ha bautizado al vehículo escáner. “Solo se encuentran a la espera de conseguir los permisos de la Dirección General de Tráfico, necesarios para su traslado”, matizan fuentes de Hacienda.

El furgón de Aduanas permanecerá durante una temporada en la zona del Campo de Gibraltar y posteriormente se desplazará “en ocasiones puntuales” a los puertos de Algeciras y Tarifa. Este nuevo paso en la lucha contra el contrabando de tabaco procedente de Gibraltar ya fue comunicado por responsables de la Agencia Tributaria a los directivos de la Unión de Estanqueros durante una reunión mantenida el pasado día 19 de junio.

La incorporación de este vehículo escáner ha sido acogida con cierto recelo por parte de los estanqueros, a los que la última subida de impuestos a los cigarrillos aprobada por el Gobierno ha incrementado su ya difícil situación a causa de la crisis de los estancos. Y es que, las subidas de precios empujan a muchos fumadores a comprar tabaco de contrabando, sobre todo en una zona como el Campo de Gibraltar, donde el flujo de cajetillas ilegales procedentes de Gibraltar es continuo.

José Bermúdez, presidente de la asociación de estanqueros de la provincia de Cádiz asegura que, “la medida del vehículo escáner es bienvenida, pero no es la solución”, porque hay que establecer un protocolo para ver cómo se controla el tabaco que se localice y dónde se deposita. “Si se tiene que detener a todos los vehículos a los que se detecte tabaco oculto, hay que preparar una zona de control, porque enseguida el Gobierno de Gibraltar se quejará de las colas”, añade.

A esta circunstancia hay que sumar que no es la primera vez que en esta zona la mayor cantidad de tabaco sale del Peñón a bordo de lanchas neumáticas y no por el carril de vehículos de la aduana.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el último año los 350 estancos de la provincia de Cádiz se han reducido a 310. Una situación que puede seguir agravándose debido a la economía sumergida que se genera alrededor del contrabando procedente de Gibraltar. Para muchos habitantes de esta comarca gaditana, ir a por tabaco a Gibraltar se ha convertido en un medio de vida. El beneficio ronda los tres euros por cartón de tabaco, lo que puede llevar a un desempleado a cobrar algo más de 1.000 euros al mes, una condición envidiable en un área con casi un 40% de paro y nulas perspectivas de crecimiento a la vista. “El problema del contrabando de tabaco no solo afecta a los estanqueros, ya que provoca un agujero anual de 10.000 millones en el conjunto de la UE”, lamenta Bermúdez.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS