Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los críticos del PSC crean la corriente de opinión Agrupament Socialista

“No queremos ser un reducto, sino evitar la fractura”, dice Marina Geli, mientras que Daniel Font pide respeto a la ejecutiva

Los impulsores de la corriente de opinión Agrupament Socialista.
Los impulsores de la corriente de opinión Agrupament Socialista.

El sector más catalanista del PSC, que en los últimos meses se ha mostrado crítico con la dirección de Pere Navarro, presentó ayer la corriente de opinión Agrupament Socialista de Catalunya. Aseguran que les mueve el deseo de recomponer el socialismo catalán y que la “deriva” del partido les lleva a actuar para aglutinar fuerzas. Hasta ahora habían funcionado con el nombre de Fòrum Cívic, pero ayer sellaron esa nueva denominación en un guiño de recuerdo al PSC Reagrupament que lideró Josep Pallach hasta que en 1978 se fundió en el actual partido de los socialistas catalanes.

Varios de los impulsores de Agrupament Socialista están en la ejecutiva del PSC o ocupan escaño en alguna institución como los diputados Marina Geli y Àngel Ros, la eurodiputada Marina Badía, la concejal de Girona Pia Bosch. Daniel Font, uno de los impulsores destacó que la sociedad catalana se define mayoritariamente de centro izquierda, aunque eso no se corresponde en las urnas. “No queremos ser una izquierda testimonial, sino que pretendemos transformar el PSC, por lo que pedimos respeto a la dirección”, dijo.

Pretenden articular en esa corriente todas las plataformas existentes para superar “los intereses personales” y construir un espacio común. Dicen que evitaran reproducir “las maneras de hacer que criticamos” y rechazan “las prácticas leninistas en el que un determinado nucleo se siente portador de la verdad”.

En cuantro a sus planteamientos programáticos abogan por un modelo de desarrollo sostenible y postconsumista para Europa y reclaman que se supera el monopolio de la política que ahora tienen los partidos. Piden mecanismos para que los representantes electos estén vinculados de manera permanente con sus electores, con listas abiertas, primarias y circunscripciones pequeñas. Creen que el PSOE se está moviendo para ofrecer una alternativa federal, pero dicen que Cataluña no cabe en España y que es “una fábrica de independentistas”.

“No queremos que se nos etiquete como un reducto catalanista, sino evitar la fractura y no ir en contra de nadie”, explicó la exconsejera Marina Geli. “Nos preocupa responder a los anhelos del pueblo de Cataluña”, añadió Àngel Ros. Al debate de ayer celebrado en los Capuchinos de Sarrià asistieron, entre otros, el exministro Joan Majó.

Antonio Balmón, secretario de acción política del PSC, dijo que las corrientes de opinión están previstas por los estatutos del PSC, aunque alertó de que “provoquen un ruido ensordecedor con sus críticas continuas, lo que solo sirve para dar aliento al adversario”. Para Balmón algunos de los impulsores de Agrupament Socialista “no pueden dar lecciones de nada” y dijo que tanto la ejecutiva del PSC como el último congreso del partido hizo un esfuerzo de síntesis de las diferentes sensibilidades.