Navarro dice que el texto “va a poner nervioso” a CiU

El líder del PSC afirma que se trata de un "día histórico hacia el camino federal"

Fotografía facilitada por el PSOE del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, conversando con el líder del PSC, Pere Navarro (d).
Fotografía facilitada por el PSOE del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, conversando con el líder del PSC, Pere Navarro (d).Inma Mesa (EFE)

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha calificado de "histórico" el documento de reforma constitucional que ha aprobado esta mañana el consejo territorial del PSOE y considera que "va a poner nervisosos a algunos, especialmente a los que quieren romper", en alusión a CiU y ERC. "Es muy importante que el PSOE haya dado este paso", ha insistido.

El líder del PSC cree que el texto recoge las cuatro R que defendía el PSC en su propuesta de reforma constitucional: reconocimiento de la singularidad de Cataluña, recursos económicos con un nuevo modelo de financiación que implica el principio de ordinalidad, representación territorial con un Senado elegido de otra manera y reglas competenciales que acaben con el actual conflicto entre el Estado y las autonomías.

"Hemos abierto un camino que interpela a los que quieren separar", ha dicho Navarro para cargar contra Artur Mas "porque ha sido incapaz de negociar" con Mariano Rajoy frente al pacto que han alcanzado PSOE y PSOE en unos meses. Navarro entiende que la propuesta de reforma es un punto de partida "para hablar con otros partidos y ofrecerles una solución frente a los que alimentan la confrontación", y ha insistido en que se trata de "algo muy relevante hacia el camino del pacto federal".

Navarro, al igual que antes había hecho Alfredo Pérez Rubalcaba, no se han querido pronunciar sobre si el pacto del PSC con el PSOE en la reforma federal allana el camino para firmar un nuevo protocolo de funcionamiento en las relaciones parlamentarias entre ambos partidos. El líder del PSC ha destacado que "los acuerdos vienen del diálogo y aquí hemos aportado unos y otros [en referencia a PSC y PSOE], un esfuerzo que no vemos en quienes gobiernan en Cataluña y en España.

El dirigente del PSC ha destacado la alusión que se hace en el texto al principio de ordinalidad, de manera que exista una equiparación entre la posición que ocupa una comunidad a la hora de aportar recursos al Estado y los que finalmente acaba recibiendo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ese ha sido el aspecto más duro de la negociación entre los socialistas catalanes y el PSOE a la hora de proponer un nuevo sistema de financiación autonómica y finalmente se ha resuelto con una cita de la sentencia del Tribunal Constitucional a poprósito del Estatut en la que se asegura que “la contribución interterritorial no coloque en peor condición a quienes contribuyen respecto de a quienes se benefician”.

El análisis que hacen los socialistas catalanes es que a la hora de definir la nueva financiación se debería incluir en la Constitución reformada ese principio de ordinalidad tomando como referencia el federalismo alemán y la jurisprudencia constitucional que después se ha desarrollado el Tribunal Constitucional de aquel país.

Para la dirección del PSC si el País Vasco no se descolgó de la Constitución de 1978 gracias al reconocimiento del concierto económico y el PNV acabó reclamando la abstención, la nueva Constitución española ha de hacer lo propio con un nuevo modelo de financiación que respete la ordinalidad y el reconocimiento expreso de la identidad catalana.

Para el PSC también resulta trascendente que se aluda en el borrador del documento a "los derechos históricos de Cataluña recogidos en el artículo 5" del Estatuto catalán y se deje la puerta abierta a que la denominación de las comunidades autónomas sean las que figuren en sus respectivos estatutos, En el caso de Cataluña, "una nación", según recoge el preámbulo.

Donde el PSOE no ha dado su brazo a torcer es en la aceptación de los referéndums territorializados que proponían el PSC, más allá de la consulta soberanista que plantea celebrar Artur Mas. Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del PSOE lo advirtió hace semanas en un comité federal del PSOE. "Esto no lo arregla ni Miquel Iceta", el muñidor de muchos acuerdos entre el socialismo catalán y español y padre de la propuesta de reforma constitucional que del PSC.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS