Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Planas denuncia un trato desigual en las primarias del PSOE andaluz

El consejero de Griñán presenta su candidatura ante apenas 100 personas

Luis Planas presenta su candidatura en Córdoba.
Luis Planas presenta su candidatura en Córdoba.

¿Va a haber primarias en Andalucía? Esta pregunta no tiene por ahora respuesta. Pero si Luis Planas logra convencer, de actito en actito, como el que este viernes ha celebrado en Córdoba, en su agrupación, ante menos de 100 personas —incluidos los periodistas—, puede que logre reunir los 6.860 avales con mes y medio de retraso. Apenas cuenta con 12 días para recabar apoyos. Planas está un poco más acompañado que el primer día, pero solo un poco. Como director de campaña ha elegido a Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, diputado autonómico por Sevilla y adversario de la favorita de las elecciones Susana Díaz desde los tiempos de las Juventudes Socialistas.

Planas se ha quejado este viernes de que compite desigualmente con su compañera de Gabinete porque no tiene acceso a los censos de militantes. En un acto muy austero, sin el apoyo de ningún secretario general provincial (ni siquiera acudió el de su agrupación) y sin ningún representante del Gobierno andaluz, Planas ha pedido "juego limpio" y ha advertido de que, si faltan los avales, los militantes no podrán votar. "Las primarias no pueden ser un decorado para llenar el expediente, sino algo real. No debemos engañarnos. Primarias es igual a urnas; si no hay urnas no hay primarias", ha señalado de manera enfática aunque sin perder su compostura diplomática.

Al acto han acudido representantes de cada una de las ocho agrupaciones provinciales (la mayoría del sector crítico); la presidenta de la Fundación Alfonso Perales, Carmen Calvo; el exalcalde de Córdoba Herminio Trigo, amigos y colaboradores y poco más. El contraste de la presentación de Planas con el despliegue mostrado el día anterior por Susana Díaz, con atril propio, mesa de sonido y un decorado muy apañado, que incluía una pequeña grada, ha sido brutal. Tanto, como la ausencia del aire acondicionado del hotel de cuatro estrellas donde debutó Díaz frente al único ventilador de la minúscula agrupación socialista donde se sudaba a chorros.

Teóricamente, ninguno de los aspirantes tiene los censos, pero eso es solo teoría, porque en la práctica son muchos los que están siendo contactados por las plataformas de apoyo a Díaz a través de las direcciones de correo electrónico y de mensajes SMS a sus teléfonos. Es una información que tienen los secretarios generales de las agrupaciones. Planas ha denunciado este hecho y pidió los mismos medios.

El consejero de Agricultura se ha descrito como un hombre de partido, comprometido con la izquierda desde los 14 años. "No soy del aparato", ha dicho, provocando las risas cómplices de los asistentes. "Pero lo he sido". En su breve discurso, Planas solo ha citado a dos personas: Felipe González y un joven ingeniero sevillano que ha tenido que emigrar a Reino Unido y que ha sido su primer aval.

El exembajador de España en Marruecos se ha ofrecido para celebrar debates con los otros candidatos, lo que no está previsto en el reglamento de primarias: "Estoy preparado para cualquier debate en cualquier agrupación, porque me sobran ideas. No voy a hacer una campaña de monólogos y de tuits". Los tres pretendientes tienen hasta el 17 de julio para conseguir las firmas. Si las logran, serán nominados candidatos, tendrán medios de la dirección general y presupuesto. Si solo lo logra uno, será proclamado candidato a la presidencia de la Junta sin votación de los militantes.