Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez cree que Pujol es el “vértice” de la trama corrupta de las ITV

El dirigente de CDC sería juzgado por ciudadanos por tráfico de influencias

Oriol Pujo, en el Parlament.
Oriol Pujo, en el Parlament.

Tras escuchar su declaración como imputado, el juez que investiga el caso ITV ha decidido mantener en tal condición a Oriol Pujol Ferrusola, ex número dos de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), al que considera el “vértice”de la presunta trama corrupta. En un escrito en el que archiva la causa para uno de los imputados —el subdirector de seguridad industrial de la Generalitat, Isidre Masalles— el magistrado reitera que Pujol estuvo “al frente” de la red que pretendió amañar una adjudicación de estaciones de la ITV para lograr un concurso a su medida.

En la interlocutoria, el magistrado del TSJC Enric Anglada considera que hay indicios de que Pujol cometió un delito de tráfico de influencias y acuerda que el caso sea investigado desde ahora por el procedimiento del jurado. Si hay juicio, serán los nueve ciudadanos que integran el jurado popular quienes decidan si el dirigente nacionalista trató de lucrarse personalmente mediante una emrpesa, Upprime Energy, en la que iba a tener participación “indirecta”.

El magistrado aprecia dos “líneas de actuación” distintas en los imputados. Ambas confluyen en un “vértice”, personificado en Pujol. Por un lado, razona, Josep Tous —designado por la Generalitat como mediador en el conflicto de las ITV y hombre de confianza de Pujol en CDC— “trata de alinear el Partido, el Departamento y el Gobierno para cumplir la hoja de ruta del empresario Ricard Puignou, también imputado. Éste había impugnado la adjudicación de las ITV ante los tribunales para “presionar” a la Generlaitat y “conseguir otro lote de ITV”.

El magistrado afirma que Pujol no solo “influyó” para que nombrara a Tous como mediador, sino que incluso “indicó” a sus amigos Tous y Alsina “el camino a seguir”

La segunda línea de la trama la protagoniza Sergi Alsina, amigo íntimo de Pujol. Alsina cobra 12.000 euros al mes de Puignou, que es “plenamente conocedor” de su relación con el dirigente. Al mismo tiempo, paga 2.000 euros mensuales a Tous, que a su vez cobraba del erario público como mediador. La empresa de consultoría de Alsina obtuvo 6,9 millones por “asesoramiento” en tres reconversiones industriales (Sony, Sharp y Yamaha) en las que contó con los consejos de Pujol. La relación no acaba ahí. Como recoge el escrito, Alsina pagó en diversas ocasiones por trabajos de asesoramiento a la esposa del político, Anna Vidal Maragall.

El magistrado afirma que Pujol no solo “influyó” en el exsecretario de Empresa de la Generalitat, Enric Colet, para que nombrara a Tous como mediador, sino que incluso “indicó” a sus amigos Tous y Alsina “el camino a seguir”. Pujol también logró el nombramiento de Masalles como hombre “obediente”. El juez, que ha citado a las partes para una comparecencia el próximo martes, concluye que la trama no logró sus objetivos por “una filtración a la prensa” sobre la investigación.

Más información