Rajoy esquiva a Castedo en la inauguración del AVE a Alicante

El presidente del Gobierno evita hablar con la alcaldesa de Alicante, imputada en el 'caso Brugal'

Foto: atlas | Vídeo: ATLAS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se veía que tenía ganas de que el acto oficial de inauguración del AVE a Alicante pasara pronto. Y lo consiguió, terminó media hora antes de lo previsto. Entre las protestas en la calle y la presencia de la alcaldesa, Sonia Castedo, imputada por presunta corrupción en el caso Brugal, el líder del PP intentó cruzarse lo justo con la alcaldesa. La anfitriona del acto quedó diluida en un discreto segundo plano. Lo que no pudo evitar Rajoy fue la foto. La sagaz alcaldesa tras varios intentos echó mano del presidente de Fogueres y de la bellesa del foc para presentarles a Rajoy, que ya se disponía a subir al tren para ir a Madrid. Rajoy saludó a Manuel Jiménez y besó a Beatriz Botella, y Castedo aprovechó la nube de fotógrafos para pedir una foto todos juntos. Y nada más.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, sí que tuvo unas palabras con la alcaldesa. Pero Rajoy y Castedo apenas hablaron y se saludaron fríamente al inicio del acto de inauguración del AVE Albacete-Madrid. La alcaldesa buscó en todo momento al líder del PP, pero Rajoy optó por evitarla en la medida de lo posible.

Parecía que estaban jugando al gato y al ratón. A la bajada del AVE, en primera fila se situaron el príncipe Felipe, Rajoy y los ministros de Fomento, Ana Pastor, y de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. Y en segunda fila la alcaldesa junto al presidente de las Cortes Valencias, Juan Cotino. El amplio despliegue de seguridad de la Casa Real impidió a los periodistas acercarse, pero las imágenes de las televisiones captaron un primer saludo frío entre Castedo y Rajoy.

En la primera foto sobre el estrado Rajoy y Castedo se situaron en extremos opuestos. Solo hubo discursos del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, Mario Rajoy y el Príncipe. Según fuentes de la alcaldía de Alicante, el protocolo establece que la alcaldesa no intervenga en estos actos. Tampoco lo hizo la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, cuando se inauguró la línea a la capital valenciana. Y en las fotos que envió Presidencia de la Generalitat del acto, la alcaldesa no aparece en ninguna.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS