Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta asume la tutela de la recién nacida abandonada en A Estrada

El bebé había sido localizado en la mañana del sábado en un portal

La Xunta ha asumido  la tutela de la bebé recién nacida que fue abandonada el sábado en un portal de A Estrada (Pontevedra) en una caja de cartón. Fuentes de la Consellería de Traballo e Benestar han explicado que la Xunta asume la tutela, debido a lo cual previsiblemente se hará cargo de la recién nacida una familia de acogida temporal, opción que prima en lugar de ir a un centro.

Las mismas fuentes han puntualizado que, en caso que durante el proceso aparezca un familiar del bebé abandonado, podría hacerse cargo de la menor. La recién nacida había sido localizada en la mañana del sábado en un portal de A Estrada abandonada en una caja de cartón y envuelta en una toalla. Fue una pareja que paseaba por la calle Iryda la que, a la altura del número 16, encontró a la bebé, que se hallaba dentro de la caja de cartón, todavía con el cordón umbilical y manchas de sangre. La recién nacida fue trasladada inicialmente al ambulatorio de la zona y, posteriormente, en ambulancia, al Complexo Hospitalario Universitario de Santiago. Por su parte, fuentes de la Guardia Civil han señalado que prosiguen las pesquisas al respecto para tratar de localizar a la madre.

El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, ha confirmado que las investigaciones se centran en la localización de la madre, aunque ha reconocido que, por el momento, "no hay ninguna novedad". A preguntas de los periodistas ha calificado de "muy lamentables" hechos de este tipo y ha remarcado que "es sorprendente que a estas alturas pasen estas cosas". Así, ha considerado que "los niveles de asistencia" por parte de los Servicios Sociales "son importantes" para evitar que se produzcan sucesos de esta índole. Del mismo modo, únicamente, ha manifestado que el bebé llevaba "apenas dos horas" en el lugar donde fue encontrado, "pero se podía haber llegado tarde", ha admitido en relación con la posibilidad de que el recién nacido hubiese fallecido de no ser localizado a tiempo.