Un auxiliar de 81 años ayudaba a Viñals en el Madrid Arena

El ATS Cecilio Page se había jubilado en 1997 El equipo médico lo componían Simón Viñals, de 72 años, su hijo Carlos, funcionario municipal

Nuevas declaraciones en el caso Madrid Arena, en el que murieron el 1 de noviembre del año pasado cinco jóvenes. La instrucción ha permitido sacar hoy a la luz que el doctor Simón Viñals, de 72 años y responsable del servicio médico en la fiesta de Halloween, estaba ayudado por un auxiliar sanitario de 81 años de edad, Cecilio Page, que se había jubilado en 1997. Esto se une a las diversas irregularidades denunciadas por los abogados de las cinco jóvenes fallecidas en las que decían que la enfermería carecía de los más mínimos servicios para atender cualquier incidencia sanitaria.

Más información
Carlos Viñals ve “intachable” el trabajo de los médicos del Arena
Viñals: “He estado asistiendo a borrachos toda la noche... y ahora me traen esto”
El Samur declara que las víctimas recibieron un masaje deficiente
El doctor Viñals admite que la enfermería no tenía desfibrilador
El médico del Arena defiende que tenía desfibrilador y no abandonó la enfermería
El Colegio de Médicos reclama a Viñals las cuotas que no pagó
El médico del Madrid Arena no podía ejercer desde 2005
PERFIL | El ocaso del padre del Samur

La declaración de Page ha durado tres horas, en las que ha hecho un relato de cómo llegaron tres de las cinco víctimas a la enfermería. Según su versión, primero llegaron dos de las jóvenes que fueron colocadas en un principio en las camillas, pero después las bajaron al suelo. Instantes después llegó la tercera, que se quedó en una de las camillas. El doctor Simón Viñals se encargó de la reanimación de una de las jóvenes, mientras su hijo, Carlos Viñals, se encargó de otra. Con la tercera estuvieron dos sanitarios del servicio de ambulancias contratado para la fiesta.

Lo que ha quedado claro, según los diversos abogados de las acusaciones, es que la enfermería carecía de desfibrilador y que este fue cogido de una de las ambulancias y que se lo fueron pasando entre los diversos sanitarios. Viñals padre primero dijo que sí había, en su declaración ante la comisión de investigación del Ayuntamiento, pero después ante el juez admitió que la cogió de una ambulancia.

Cecilio Page ha asegurado no intervino en ningún momento en la reanimación directa de las fallecidas. Se limitó a pasar todo aquello que le pedían los Viñals, como la adrenalina o el desfibrilador.

Las declaraciones continúan ahora con los dos sanitarios que atendieron a la joven que pudo ser reanimada. Según los responsables del SAMUR gracias a la actuación de ambos una de las jóvenes pudo sobrevivir, aunque posteriormente falleció en el hospital.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS