Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat permitirá el juego a crédito en BCN World

Mas-Colell copia los cambios adoptados por Madrid para impulsar Eurovegas - La normativa prevé el acceso de menores acompañados a los cenros de juego

Los jugadores de los casinos de BCN World podrán apostar aunque no tengan el dinero para hacerlo. El Gobierno catalán permitirá a los operadores prestar dinero a sus clientes, una decisión inédita hasta ahora en Cataluña que la Generalitat estrenará para dar impulso al proyecto de Tarragona, que se juega inversiones por un importe de 4.600 millones de euros. Los "contratos de crédito" que podrán firmar los operadores de los seis casinos que se construirán en el recinto igualarán en condiciones a BCN World con los grandes casinos de Las Vegas o Macao, pero sobre todo con el Eurovegas que espera Madrid, y para el que el Ejecutivo de la Comunidad ya decidió otorgar los mismos derechos a finales del año pasado.

"Son las mismas condiciones que tienen las grandes salas de juego internacional", explicó una portavoz del Departamento de Economía, quien explicó que la posibilidad de dar créditos en los casinos es una opción que se aviene con el perfil de cliente internacional de este tipo de locales, que realizan apuestas elevadas. No obstante, y para no entrar en agravios comparativos, el juego a crédito se extenderá al resto de casinos operativos en Cataluña.

La medida está incluida en el anteproyecto de ley para modificar la legislación vigente sobre centros recreativos turísticos

La medida está incluida en el anteproyecto de ley para modificar la legislación vigente sobre centros recreativos turísticos, un documento de apenas cinco páginas que el Gobierno señaló ayer como el pistoletazo de salida a la construcción del macrocasino catalán. Los cambios introducidos agitarán el sector del juego en Cataluña, tal y como daban por descontado los operadores, que esperaban que la competencia de BCN World también les pudiera reportar, además de competencia, algún tipo de beneficio a través de mayor flexibilidad normativa.

Pero el borrador, que ayer inició su tramitación de información pública, copia buena parte de las medidas adoptadas previamente por Madrid. Otro ejemplo: el tipo impositivo para los casinos se sitúa en el 10%, cuando hasta ahora se escalaba en función de los ingresos y se situaba en una horquilla del 20% al 55%. La Generalitat prevé mantener el mismo nivel de ingresos gracias al incremento del gasto impulsado por la nueva oferta.

La Generalitat prevé adjudicar las seis licencias de casino previstas mediante "uno o más" concursos abiertos

Asimismo, está previsto que la normativa permita el acceso a los casinos a menores, que siempre tendrán que ir acompañados por mayores de edad y no podrán realizar ningún tipo de apuesta. En materia de juego BCN World hablará de tú a tú con Eurovegas.

Todo un gesto de la Generalitat, que llega apenas unas semanas después de que el promotor del proyecto, Enrique Bañuelos y su compañía Veremonte, presentara en sociedad a sus tres primeros socios para el proyecto: el grupo chino del juego Melco -controlado por el hijo del principal competidor en Macao de Las Vegas Sands- , la especialista en grandes superficies comerciales Value Retail y el hotelero Meliá.

A tenor de lo dispuesto en el anteproyecto de ley, y pese a su compromiso inicial, virtualmente Melco parte en su carrera por tener casinos en el recinto de Vila-seca y Salou con los mismos puntos que su competidor, Las Vegas Sands, si es que este quisiera invertir en Cataluña. El motivo no es otro que la Generalitat prevé adjudicar las seis licencias de casino previstas mediante "uno o más" concursos abiertos.

El anteproyecto, de hecho, autoriza las actividades de juegos y apuestas en el interior del Centro Recreativo Turístico de Vila-seca y Salou, creado inicialmente para albergar con condiciones especiales el parque temático de PortAventura. Ahora se amplía para albergar nuevas superficies comerciales y casinos y crear las condiciones que le permitan afrontar las "nuevas ofertas turísticas que compiten a escala global". En las nuevas zonas construidas, el Gobierno catalán limitará la superficie del suelo con aprovechamiento al 30% del área total del centro recreativo turístico.