Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rigau rectifica y reabre un aula de P-3 en Sant Boi por exceso de demanda

El Ayuntamiento asegura que han recibido más solicitudes que plazas escolares ofertadas

El Departamento de Enseñanza, que dirige Irene Rigau, erró en su planificación escolar en Sant Boi de Llobregat. Hace unos meses la Generalitat decidió cerrar el próximo curso uno de los dos grupos de P-3 de la escuela pública La Parellada. Una vez superado el proceso de inscripción, se han recibido más peticiones de familias que plazas existentes en el municipio —886 solicitudes para 883 pupitres—, cosa que ha llevado a la Generalitat a reconsiderar su decisión y ayer confirmó que el colegio podrá mantener las dos aulas de P-3.

La semana pasada el Ayuntamiento de Sant Boi se quejaba de la reducción de oferta pública en la ciudad, que había dejado sin plazas a 10 familias, que habían sido recolocadas en escuelas concertadas, y ello a pesar de no pedirlo en la preinscripción. El concejal de Educación del municipio, Lluís Pérez, llegó a apuntar la “esperpéntica” situación que estos recortes habían provocado, ya que dos de estas familias son musulmanas y la Generalitat les ha adjudicado una concertada católica. El Consistorio también lamentaba que el cierre de una línea de La Parellada obligaba a 26 alumnos del barrio a desplazarse a otras zonas de la ciudad.

El Gobierno municipal se felicitó ayer de la corrección de Enseñanza y lo achacó a las reivindicaciones de la comunidad educativa. “Las cifras nos han dado la razón”, aseguró el Consistorio a través de un comunicado. La Generalitat, por su parte, lo justifica en las preinscripciones, que ayer no cuantificó, llegadas fuera de plazo.