Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASO MADRID ARENA

Carlos Viñals ve “intachable” la actuación de los médicos del Madrid Arena

El médico declara que la enfermería contaba con el instrumental "adecuado"

Es la primera vez que se escucha su versión, tras 'plantar' a la comisión del Ayuntamiento

El doctor Carlos Viñals, a la salida del juzgado. Ampliar foto
El doctor Carlos Viñals, a la salida del juzgado. EFE

“Intachable”. Así define Carlos Viñal, hijo del responsable de la asistencia médica privada en la fiesta del Madrid Arena, la actuación del equipo el día de la macro fiesta del 1 de noviembre. El médico ha comparecido a las diez de la mañana como imputado ante el juez que investiga la muerte de cinco jóvenes para aclarar detalles sobre la atención a las víctimas y la dotación de la enfermería.

De acuerdo con su abogado, Viñals ha explicado que la enfermería del Madrid Arena contaba con el instrumental médico "adecuado" y el personal "suficiente" para la fiesta y que tanto él como su padre, el doctor Simón Viñals, practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar a las víctimas de la tragedia.

Es la primera vez que se escucha su versión de los hechos después de no haberse presentado a declarar el día 10 de abril por "una lumbalgia de carácter leve", según el informe de la forense de Colmenar Viejo que lo examinó a instancias de las acusaciones particulares. Viñals formaba parte del dispositivo sanitario, a pesar de ser funcionario adscrito al área de seguridad del Ayuntamiento de Madrid, que ha abierto ya un procedimiento por su incompatibilidad. Según su padre, Simón Viñals, le había pedido ayuda después de que otro médico le comunicara a última hora que no podía acudir a la fiesta.

Las acusaciones particulares han considerado que Carlos Viñals ha mentido en toda su declaración y ha faltado a la verdad absolutamente en todo. "¿Por qué no atendieron a las niñas, ni él, ni su padre? Esa es la pregunta que Carlos Viñals tiene que contestar. ¿Por qué las dejaron, a una, en una camilla, y, a las otras, en el suelo, sin atender?", ha apuntado Abdón Núñez, el abogado de la familia de Belén Langdon, una de las víctimas mortales.

La enfermería, según diversos testimonios, estaba dotada con una camilla y cinco sillas, no había agua, ni había ningún servicio sanitario, por lo que, según Núñez, ha quedado acreditado que "el emplazamiento era una vergüenza".

María José Siñeriz, la abogada de la familia de Cristina Arce, una de las víctimas mortales de la tragedia, ha señalado que las declaraciones de algunos testigos como el supervisor de guardia del Samur, Antonio San Juan, y el empleado de Seguriber Cristian Fraile "ponen en entredicho la actuación del equipo médico" en el Madrid Arena. Asimismo, el supervisor de guardia del Samur manifestó que se encontró a tres jóvenes en parada cardiorrespiratoria sin atender en la enfermería del recinto Madrid Arena en la noche de Halloween.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram