Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán insta a luchar contra la “corriente invisible” de la violencia machista

La Junta, el Gobierno y jueces acuerdan que los hijos de maltratadas sean considerados víctimas

José Antonio Griñán durante la presentación del acuerdo contra la violencia de género. Ampliar foto
José Antonio Griñán durante la presentación del acuerdo contra la violencia de género.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha pedido este lunes una “movilización activa y permanente” de la sociedad contra la “desigualdad” entre hombres y mujeres para hacer frente a la violencia de género, a la que se refirió como “una forma de terrorismo basada en el abuso del fuerte contra el débil”. Griñán ha defendido también la necesidad de luchar contra la “corriente invisible” de comportamientos que rodean estos casos y no limitarlo a los episodios de maltrato físico.

El presidente se pronunció así durante el acto de firma en Sevilla de la renovación de un convenio entre la Junta, el Gobierno central, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y agentes económicos, sociales y sindicales para reforzar la coordinación institucional ante la violencia de género.

“Cuando recibimos el choque emocional de una víctima, sentimos rabia e impotencia, pero si nos ceñimos a ese aspecto ignoramos la corriente invisible de violencia implícita que está en su origen”, señaló Griñán, que lamentó que en demasiadas ocasiones “se escuchan razones que suenan a explicación” de crímenes como referencias a “alcohol, drogas o crímenes pasionales” que “desvían la atención del problema”.

El acuerdo renueva el procedimiento de coordinación creado en 1998 y actualizado en 2004 y pretende mejorar la atención (social, sanitaria, policial y judicial) a la víctima evitándole burocracia y repetir su relato ante distintas instituciones. Las Administraciones se comprometen también a mejorar la atención a menores hijos de las víctimas a los que se considerará también víctimas directas de violencia de género, lo que permitirá que se incrementen las medidas de protección y atención sobre ellos.

El presidente del TSJA, Lorenzo del Río, que acudió al acto, pidió más juzgados especializados en violencia de género. La situación actual, en el que unas mujeres son atendidas en juzgados especializados y otras no, hace que haya “víctimas de primera y de segunda”, denunció Del Río.