Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Elzo: “Tenemos jóvenes machistas, chicos y chicas, para rato”

El sociólogo cree hay más agresiones contra las menores que hace dos décadas

Javier Elzo, durante su intervención en Bilbao.
Javier Elzo, durante su intervención en Bilbao. efe

El catedrático de Sociología de la Universidad de Deusto, Javier Elzo, ha afirmado este jueves que la sociedad tiene jóvenes machistas "para rato" y ha precisado que se refería a chicos y chicas. "Solo hace falta ver qué revistas leen los adolescentes de 15 a 18 años; son dos mundos distintos. Tenemos jóvenes machistas porque la sociedad es muy machista", ha manifestado.

Elzo ha pronunciado hoy una conferencia Maltratadores y víctimas cada vez más jóvenes en el II Congreso Nacional contra la Violencia de Género que se celebra desde el pasado martes en Bilbao. Como ejemplo de la pervivencia del machismo ha citado que en todas las encuestas en las que se pregunta por las cualidades fundamentales de los hombres y mujeres, tanto los chicos como las chicas destacan, en referencia a los primeros, la autoridad y la capacidad de decisión. En el caso de la mujer, en cambio,  se apunta como cualidades la ternura, la dulzura y la capacidad de atención y trabajo.

"Hay estereotipos que corresponden a siglos de cultura y aunque los grupos no son uniformes, si cogemos al conjunto de hombres y mujeres, la foto que sale es machista", ha sentenciado. Sobre el maltrato relacionado con menores, Elzo ha indicado que "hay pocos datos y no siempre coinciden", y ha añadido que tiene la impresión de que en la actualidad hay menos violencia contra las menores que hace 50 años, pero más que hace 15 ó 20 años. Ha relatado que esta violencia se produce en tres grandes ámbitos: en la familia y a la pareja; en el alterne con amigos y conocidos ligado al consumo de alcohol, y procedente de un maltratador o agresor desconocido, que son los casos de "violencia puntual más grave".

El maltrato sobre el que hay que poner el foco se da en el ámbito familair"

Ha matizado, sin embargo, que el maltrato "más importante" y sobre el que hay que "poner el foco" es el que se produce en el ámbito familiar, porque es continuado y porque el maltratador es un persona adulta que, en teoría, te quiere. "De esta violencia se habla poco, es la gran cifra oculta", ha dicho y ha añadido se trata de casos de maltrato y agresiones, no solo sexuales, que afectan a chicos y chicas de entre 11 y 14 años. Sobre el ámbito de los amigos y conocidos, Elzo se ha referido a una "violencia solapada, más psicológica que física", que se ejerce directamente o a través de las nuevas tecnologías, principalmente los teléfonos móviles. El perfil de este acosador corresponde a un chico "muy torpón", al que las chicas no le hacen caso, con grandes inseguridades y que en muchos casos ha sufrido algún tipo de maltrato por parte de sus padres. "La mayoría son chicos autóctonos, pero hay una proporción importante de extranjeros", ha indicado.

También en la esfera de las relaciones con amigos y conocidos, el sociólogo ha aludido a la sexualidad y ha criticado que la educación sexual que se imparte en la actualidad consista únicamente en "enseñar cómo mantener relaciones sexuales seguras y placenteras". "Eso está muy bien, pero no basta", ha dicho y ha explicado que "hace falta un tipo de educación sexual que hable de placer, pero también de entrega y fusión de dos cuerpos, de intimidad, de conocimiento".

Según ha puntualizado, "incluso en los casos de calentón, de aquí te pillo, aquí te mato, las relaciones sexuales serían diferentes con ese otro tipo de educación". Respecto a la violencia que proviene de desconocidos, Elzo ha relatado que se trata de las agresiones que se producen fundamentalmente en los "puntos oscuros" de las ciudades y la ha relacionado con la "cultura de origen" del agresor o maltratador. "Hay que decir las cosas como son: hay culturas, básicamente en el Magreb, que son patriarcales, al igual que la nuestra hace 50 u 80 años, y en esa cultura la mujer está al servicio del hombre, que se siente con derecho a utilizar, usar y abusar de la mujer", ha dicho.