Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘caso Dorado’ enreda a Feijóo en un sinfín de contradicciones

El presidente niega ahora que se destruyeran contratos de los años 90, en contra

de lo que dijo hace dos semanas

Los portavoces de AGE durante la sesión de control
Los portavoces de AGE durante la sesión de control EFE

En la sesión anterior, ante una pregunta parecida, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, había alegado que la Xunta no podía remitir al Parlamento los contratos de suministros informáticos y energéticos de los hospitales gallegos durante los años noventa porque esa documentación ya no se conserva en los archivos del Gobierno gallego. “Nada hay anterior a 2003”, fue toda la respuesta que el jefe del Ejecutivo dio hace 15 días a la petición de papeles de la oposición, que trata de confirmar si durante aquella época —la de los viajes a la playa y la montaña de Feijóo en compañía del contrabandista Marcial Dorado y el testaferro de este, Manuel Cruz— las empresas del capo mafioso facturaron a la Xunta o a su red de hospitales.

 Aquella versión de Feijóo fue corregida al día siguiente por el secretario general de la Consellería de Sanidade, Antonio Fernández Campa, quien también en una comparecencia en la Cámara aseguró que la documentación solicitada por el PSdeG existe pero es “inmanejable”. Los archiveros de la Xunta no tardaron en alertar de que si de verdad se destruyeron documentos públicos, el Gobierno gallego habría pasado por encima de la ley de patrimonio cultural, que exige conservarlos. Ayer, cuando todos los partidos salvo el PP preguntaron de nuevo al presidente por esos contratos, Feijóo volvió a propiciar otro salto en su discurso. “No hemos destruido ningún contrato”, aseguró sin llegar a detallar qué ha sido de aquellos papeles. Sí defendió que la Xunta ha actuado con la “máxima transparencia” porque ha publicitado “todos los pagos” efectuados por la Xunta y concluido que no hay compras de los hospitales gallegos al entramado de empresarial de Dorado.

Fue en otra tensa comparecencia plagada de reproches a la oposición, que ayer volvió a exigir de forma unánime la dimisión del presidente, no solo por su vieja amistad con el capo arousano, sino “por mentir al Parlamento y a los gallegos”. Feijóo escuchó de nuevo la ristra de contradicciones en las que él mismo incurrió desde que estalló el caso: desde el grado de cercanía que mantuvo con Dorado hasta el momento en que cortó esa relación. Feijóo llamó “telonero” al líder del PSdeG, Pachi Vázquez, por llevar al hemiciclo el tema igual que hicieron el resto de fuerzas de la oposición, evitó contestar a Francisco Jorquera, del BNG, entre constantes digresiones, y acabó animando a AGE a presentarse “en coalición con Marcial Dorado” a las próximas elecciones.

El debate volvió a ser bronco y la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, hizo dos llamadas al orden al líder de AGE, Xosé Manuel Beiras, que varias veces recriminó a Feijóo que no contestase a las preguntas de los diputados. No se atrevió a echar al veterano dirigente, que cuando ya estaba amenazado de expulsión volvió a interrumpir a Feijóo clamando por “la dignidad del Parlamento”. En su lugar, salió la diputada Consuelo Martínez, también de AGE, por alborotar desde su escaño. En medio de la gresca, David Fernández, de las mismas siglas, recriminó a Rojo: “¿Y esa mona?”, dirigiéndose a Feijóo para recriminarle que no llamase al orden al presidente por distraerse de la cuestión. Ese rifirrafe abonó otro posterior cuando, al debatirse una moción sobre la supresión de líneas ferroviarias, varios diputados de la bancada del PP reprocharon a Fernández (que acababa de intervenir) su falta de respeto a Feijóo durante la sesión de control. El representante de AGE les replicó entonces a los parlamentarios populares que él respeta a quien se hace respetar. Y empezó una discusión. El presidente circunstancial de la sesión, Miguel Santalices, que durante el incidente sustituía a Rojo, optó por suspender el Pleno durante un cuarto de hora.

La portavoz de AGE, Yolanda Díaz, acusó al PP de tener “vínculos con el narcotráfico”. Sus palabras fueron retiradas del diario de sesiones pese a que se negó a rectificar. Díaz reprochó el “doble rasero” de Rojo por no afearle a Feijóo su referencia a la hipotética candidatura de AGE y el narco.

 

“Solución para 20.000 preferentistas”

J. P.

La sesión de control al Gobierno volvió a ser monográfica sobre la amistad que Feijóo, ya como alto cargo de la Xunta, mantuvo a finales de los noventa con Marcial Dorado y los agujeros que la oposición ha ido encontrando en el relato del presidente. Todo lo relacionado con su vieja amistad con el capo mafioso incomoda al jefe del Ejecutivo, que aprovecha cualquier rendija para rehuir el debate. Ayer, en la introducción a su pregunta, el portavoz del BNG, Francisco Jorquera, le acusó de mentir sobre Dorado y sobre otra larga lista de asuntos, entre los que citó la posición “cínica” del PP sobre la quita a los tenedores de preferentes, que llevó a los populares a votar a favor el martes a favor y en contra en el Parlamento gallego y en el Congreso de los Diputados.

Feijóo pasó de puntillas sobre las preguntas sobre Dorado, pero aprovechó las referencias a las preferentes para lanzar un anuncio: “Novagalicia Banco tiene autorización para devolver los ahorros que no tuvieron la información correcta y que tengan menos de 10.000 euros atrapados. Más de 20.000 personas van a tener el 100% de sus ahorros en sus casas. Eso significa que el número de arbitrajes va a subir a 300 diarios. El 60% de las personas que solicitaron el arbitraje van a tener sus ahorros”. El presidente explicó que su Gobierno seguirá trabajando para dar solución a aquellos ahorradores que tengan un capital atrapado en esos productos superior a 10.000 euros. Y luego intentó explicar la votación contradictoria del PP el pasado miércoles. Calificó la proposición de ley del BNG en el Parlamento gallego —aprobada gracias a los votos de su partido— como un “paripé”. Y alegó que los diputados populares votaron en contra de una iniciativa similar también presentada por el Bloque el mismo día en el Congreso porque no solo aludía a los clientes de Novagalicia Banco, sino también a los de Bankia y Caixa Bank.

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, adelantó ayer que el canje de las preferentes por acciones tendrá lugar “posiblemente” entre el 17 y el 28 de junio.

Más información