Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La concentración de polen del olivo alcanza niveles históricos en Jaén

El número de alérgicos crece y las urgencias sanitarias se incrementan

El polen de los olivos de Jaén cubre la tierra. Ampliar foto
El polen de los olivos de Jaén cubre la tierra.

Desde que existen registros oficiales no se recuerda un mes de mayo con niveles de polen de olivo tan altos. Tal y como se temía por las abundantes precipitaciones del último invierno la floración del olivo ha disparado la concentración de polen y tiene en alerta a miles de alérgicos. Es el caso de la provincia de Jaén y sus 65 millones de olivos, donde se han batido cifras históricas, con más de 18.800 granos por metro cúbico de aire el pasado día 13.

Tras una tregua la semana pasada, los niveles de polen han vuelto a repuntar en los últimos días coincidiendo con la época de máxima floración del olivo. La última medición del Complejo Hospitalario de Jaén constató 5.500 granos el lunes, una cifra extrema si se tiene en cuenta que los alérgicos empiezan a notar los síntomas de la alergia a partir de los 400 granos. “Es el comportamiento típico del olivo en estas fechas, con la diferencia de que este año las concentraciones se han disparado por las abundantes lluvias de los últimos meses”, señala Manuel Alcántara, alergólogo del hospital de Jaén. Coincidiendo con el mayor repunte de las alergias, las urgencias en el Complejo Hospitalario y en los centros de atención primaria aumentaron un 25% por casos de asma, conjuntivitis y rinitis.

En Jaén se estima que un 25% de la población es alérgica, y el 90% de ellos lo son al olivo. Sin embargo, los facultativos creen que en años como este el número de alérgicos sigue aumentando. La previsión de los especialistas es que estos picos se mantengan al menos durante las dos próximas semanas, por lo que los médicos piden que se mantengan las medidas preventivas. Para evitar el absentismo entre la población escolar funciona el Programa de Aulas en la Costa, promovido por la asociación Alerja, con el que cada año viajan de Jaén hacia Motril, en la costa tropical granadina, entre 20 y 80 alumnos que continúan sus clases en un centro educativo de la ciudad costera.