Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU se escuda en un acuerdo del PSC para defender el Museo de las Culturas

La oposición rechaza el acuerdo con la Diputación para repartir 30 millones

Una de las salas del Museo Barbier Mueller, el último día en que estuvo abierto en Barcelona.
Una de las salas del Museo Barbier Mueller, el último día en que estuvo abierto en Barcelona.

El convenio de 2011 mediante el cual la familia Folch cedió su colección de arte étnico a Barcelona ya preveía un espacio “alternativo y céntrico” al Museo Etnológico para albergar “muestras temporales” de sus 2.000 piezas. Y el Gobierno municipal de Convergència i Unió entiende que ese sitio es el futuro Museo de las Culturas, que ocupará los palacios medievales de Llió y Nadal en la calle Montcada, y costará 11 millones de euros. Esta es la argumentación que ayer utilizó Jaume Ciurana (CiU), el quinto teniente de alcalde, para defender el polémico proyecto ante los ataques de la oposición, que consideran que no es prioritario. Todos los grupos votaron las proposiciones del PP y el PSC (Unitat per Barcelona, UpB, se abstuvo) que pedían replantear el acuerdo con la Diputación de Barcelona que establece la financiación para el nuevo equipamiento.

El Ayuntamiento y la Diputación firmaron el pasado 10 de mayo un convenio, por 30 millones de euros, para mejorar instalaciones deportivas y culturales y crear nuevos equipamientos en la ciudad. El texto establece que, por ejemplo, el castillo de Montjuïc reciba 12 millones de euros, con la idea de que se “consolide como montaña cultural, de ocio y deporte”. El otro gran beneficiado es el Museo de las Culturas, un centro que venía a llenar el hueco que dejaba el cierre del museo Barbier-Mueller.

Tanto el PSC como el PP presentaron proposiciones buscando que los destinatarios de los 30 millones de euros fueran otros proyectos, como Can Batlló, el teatro de Sarrià o las organizaciones culturales de base. La falta de un listado único, consensuado por los dos grupos, restó fuerza a las propuestas.

La adecuación del centro etnológico costó dos millones de euros

El Museo de las Culturas fue presentado en octubre del año pasado y entonces se dijo que su apertura sería en junio de 2014. Su colección la compondrían, además de las piezas entregadas por la familia de Folch, las colecciones no occidentales del Museo Etnológico de Barcelona.

Sin embargo, el Icub ya había invertido en el Museo de Etnología dos millones de euros en mejoras de cara a la llegada de la colección Folch, que la familia cedió por 20 años a la ciudad en 2011, cuando aún estaban los socialistas en el Ayuntamiento. Ahora se ha decidido que solo albergue piezas etnológicas catalanas. La inversión buscaba que uno de los centros con menos visitas diera un salto cualitativo en la oferta. Pero los planes del equipo cultural del Ayuntamiento que preside Xavier Trias son diferentes. Ciurana, sin embargo, se escudó ayer en la letra pequeña del convenio firmado con los Folch para validar su apuesta por el Museo de las Culturas. También aseguró que no tiene ninguna intención en dar marcha atrás al acuerdo con la Diputación. Es la segunda vez en un mes que la oposición critica a Trias que tome decisiones de calado económico como si tuviera mayoría absoluta.