_
_
_
_
_

Cinco detenidos por amenazar a una pitonisa y exigir lo pagado

Uno de los arrestados es un expresidente del Castellón DC La mujer había cobrado 145.000 euros

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas en Magallón, entre ellas el expresidente del Club Deportivo Castellón José Laparra, según han confirmado fuentes de la investigación, como presuntas autoras de allanamiento de morada, amenazas con arma de fuego, extorsión, pertenencia a grupo criminal y usurpación de funciones de funcionario público. Se habían desplazado desde Valencia hasta la citada localidad zaragozana para recuperar más de 145.000 euros que una de estas personas había entregado a una pitonisa a cambio de sus servicios.

Sobre las 13.45 del miércoles día 15 de mayo, el Centro Operativo Complejo (COC) de la Guardia Civil de Zaragoza recibió una llamada del 112 comunicando que una persona de Magallón solicitaba la presencia policial en su domicilio, ya que varias personas habían accedido al interior sin el consentimiento de su padre y lo tenían retenido.

Ante estos hechos se puso en marcha un amplio dispositivo de agentes que se personaron inmediatamente en el citado domicilio, y tras varias llamadas insistentes lograron que el propietario abriese la puerta con un evidente estado de nerviosismo, comprobando que estaba acompañado de cuatro personas.

Su hija, que se dedicaba a ofrecer "asesoramiento espiritual", según describe la Guardia Civil, se encontraba escondida en la planta superior de la vivienda por miedo a las personas que habían accedido al domicilio sin su autorización y con motivo de un supuesto cobro de una deuda.

La mujer estaba escondida bajo el colchón de una habitación en perfecto estado físico pero muy nerviosa y alterada.

Al mismo tiempo, los tres hombres y una mujer que acompañaban al dueño del inmueble fueron identificadas, ya al ser registrados se halló a uno de ellos más de 22.500 euros en efectivo, así como una microcámara camuflada en forma de botón en la solapa de la chaqueta. Los guardias civiles también encontraron en el bolso de la mujer un arma corta simulada, según ha informado la Comandancia de Zaragoza.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Debido a que esas personas se encontraban en dicho lugar a cobrar una supuesta deuda, el instituto armado registró la casa y localizó más de 145.000 euros distribuidos en diferentes puntos. El dinero estaba en el interior de una bolsa de tela oculta bajo el mantel de una mesita de cristal, en el interior de una cómoda y en dos habitaciones.

Por todo ello, se procedió a la detención de las cuatro personas por un presunto delito de allanamiento de morada, amenazas con arma de fuego, extorsión y pertenencia a grupo criminal.

Además, se detuvo al conductor del vehículo con el que se habían desplazado desde Valencia, como presunto autor de los mismos hechos delictivos que los anteriores, además de un delito de usurpación de funciones de funcionario público, ya que se había identificado en todo momento como agente de la autoridad ante el dueño de la vivienda.

Según la Guardia Civil, la mujer asaltada se dedicaba a ofrecer servicios de asesoramiento espiritual y a través de una conocida se puso en contacto con uno de los ahora detenidos, el cual quería contratar sus servicios para resolver asuntos personales. Un servicio que aceptó realizar, pero por el que el interesado debía pagar una elevada cantidad de dinero que fue abonada, en efectivo, en la ciudad de Valencia.

"Debido al paso del tiempo y al no obtener el cliente los resultados esperados con los rituales contratados", este trasladó a la pitonisa su disconformidad, y al no llegar a un acuerdo decidió trasladarse junto con cuatro personas hasta Magallón para recuperar el dinero.

Entonces, entraron en el domicilio sin consentimiento, exigieron la devolución del efectivo con amenazas y al hacerle entrega el padre solo de una parte de la cantidad solicitada, los detenidos registraron la casa, momento en el que llegó la Guardia Civil.

Los detenidos son cuatro hombres, José F. Laparra, de 46 años, de nacionalidad española; Y. L., de 25 años, de nacionalidad marroquí; J. J.R.F., de 27 años, de nacionalidad española; J.A.R., de 42 años, y de nacionalidad española, y una mujer, C.F.G., de 50 años, y de nacionalidad española. Todos ellos son vecinos de Valencia y han pasado a disposición judicial este viernes.

En el operativo han participado efectivos de la Guardia Civil de Tarazona, pertenecientes a los puestos de Mallén, Borja, La Almunia y Tarazona.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_