Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere la niña atropellada a la puerta de un taller en Madrid

La causa, según el local, fue una confusión con los pedales del coche de minusválido

VÍDEO: ATLAS

La niña de dos años que fue atropellada ayer en Madrid en la puerta de un taller mecánico ha fallecido en el hospital por las graves lesiones que sufría, entre ellas traumatismo torácico y abdominal. La menor fue arrollada por un coche que salía del taller junto a su madre, de 36 años y herida leve, y su hermano pequeño, de apenas unos meses y que resultó ileso.

Fuentes sanitarias confirmaron anoche el fallecimiento por la tarde de la niña, que iba a ser trasladada al hospital Niño Jesús pero finalmente fue ingresada en el Gregorio Marañón porque la intervención quirúrgica que precisaba solo podía realizarse en este centro.

La Policía Municipal se hizo cargo de la investigación. De momento, están elaborando el atestado, según el Ayuntamiento. Según el taller, la causa del accidente fue una confusión del mecánico con los pedales del vehículo, que al estar adaptado a minusválidos los tiene colados del revés. "En lugar de frenar, ha acelerado", contó ayer a EL PAÍS el responsable del taller.

El accidente se produjo sobre la una de la tarde en la calle de Ponzano, en el distrito de Chamberí, cuando la niña paseaba por la acera de la mano de su madre, que empujaba el carrito del bebé. Al pasar por delante de la puerta del taller, en el número 83, un turismo que salía en ese momento arrolló a la familia.

El conductor era un operario del taller Gerar de chapa y pintura y el vehículo, un turismo blanco pequeño, un Peugeot 106, que acababan de reparar. El encargado del establecimiento, Javier Redondo, declaró por teléfono que el trabajador, de 35 años, no se dio cuenta de que era un coche de minusválido que tiene los pedales del revés". "Al sacarlo del taller, salía embragando y frenando cuando el coche ha acelerado, con tan mala suerte que ha atropellado a la familia que pasaba por allí", se lamentó Redondo.

"Aunque iba despacio, cuando se ha querido dar cuenta era tarde. El carrito ha amortiguado parte del golpe y otra parte, el pico del coche de otro cliente que teníamos aparcado en inglete también delante del taller", continuó su relato. "Al bebé no le ha pasado nada gracias a Dios, pero la niña es la más afectada, ha recibido un golpetazo". El mecánico quedó muy afectado, "con un ataque de nervios", así como el resto del personal. "Estábamos todos, los cuatro que trabajamos aquí, movimiento los coches con una precaución bárbara", añadió.

La peor parada, según las mismas fuentes de Emergencias Madrid, fue la niña. Cuando llegaron los sanitarios del Samur, estaba en parada cardiorespiratoria. Iniciaron las maniobras de reanimación avanzada y a los 15 minutos, el corazón de la niña volvió a latir y la trasladaron de inmediato al hospital en estado muy grave. Por su parte, la madre sufrió un corte profundo en uno de sus muslos y fue conducida al hospital Clínico para recibir unos puntos de sutura aunque su estado, en principio, no reviste gravedad. El bebe, protegido por el carrito, quedó ileso.

Un psicólogo del Samur atendió por crisis de ansiedad a varias personas en el lugar del accidente, entre ellas el padre, que vive cerca y acudió corriendo al ser avisado de lo sucedido. Este accidente se produjo cuatro días después de otro muy similar, pero en Collado Mediano. Una mujer de unos 35 años y su hija de cinco fueron atropelladas a primera hora, cuando iban al colegio.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >