La poesía, lengua extranjera

Seis poetas reinvindican la vitalidad del verso como herramienta útil frente a la globalización

Los poetas Jorie Graham, Fabio Morábito, Hans Magnus Enzensberger, Bei Dao, Carles Miralles y Francesc Parcerisas
Los poetas Jorie Graham, Fabio Morábito, Hans Magnus Enzensberger, Bei Dao, Carles Miralles y Francesc Parcerisas CONSUELO BAUTISTA

Un encuentro de seis poetas —los invitados al 29º Festival Internacional de Poesía de Barcelona que pone hoy el broche final a la Semana de Poesía— acaba en toda una reivindicación del poema en el mundo actual: poner en valor lo local ante la uniformizante globalización. Los catalanes Francesc Parcerisas y Carles Miralles, el mexicano Fabio Morábito, el chino Bei Dao, el alemán Hans Magnus Enzensberger y la norteamericana Jorie Graham leerán hoy una selección de su obra en el Palau de la Música. Lo harán en cinco idiomas diferentes —catalán, castellano, chino, alemán e inglés— pero han sido traducidos al catalán en una pequeña publicación que se entregará a los asistentes al festival, junto con una pequeña linterna. Todo un ya clásico detalle.

La importancia de las lenguas es relativa, vinieron a coincidir en el debate que mantuvieron ayer. Es más, estuvieron de acuerdo en que dentro de cualquiera de ellas, la poesía es, en cierto modo, una lengua extranjera. “Es extranjera porque es muy minoritaria y hasta en cierto sentido marginal. Eso sí, no se le puede eliminar. Es como la hierba salvaje, siempre rebrota”, ironizó Enzensberger.

Que sea minoritaria no significa que no sea vital y que se abstraiga de la realidad. La poesía entra en todos las facetas, se cual sea: lo individual, la naturaleza, la política..., reivindicaron casi al alimón los participantes en el encuentro. “En poesía las palabras van más allá de las cosas que designan”, subraya Miralles.

Coincidieron en que es una excelente herramienta de cuestionamiento —en palabras del poeta chino Bei Dao que se exilió de su país en 1989. O de lo poco que queda “para salvar al mundo éticamente”, proclamó la norteamericana Graham que, además, se declaró entusiasta de la lectura de la poesía en “baja tecnología”. Es decir, con cuartillas o libro en papel. Y pese a la distancia, aparente, de esa autora sobre las tecnologías de la comunicación, reconoció la rapidez y efectividad de la difusión de uno de sus poemas Ocupació —a propósito de las reflexiones de alguien que está haciendo cola en una oficina de empleo— a través de twitter.

El festival internacional cierra la Semana de la Poesía de Barcelona

En la lectura de hoy, algunos autores, como Parcerisas, han optado por incluir poemas inéditos. Otros han seleccionado obras no muy largas y que tengan impacto. Entre los que se niegan en redondo a incluir inéditos está el mexicano Morábito y así lo proclamará esta noche en un poema con el que está previsto cerrar el Festival:

“La poesía siempre es inédita, dijo el poeta en un poema,

pero ellos lo ignoran porque no leen poesía,

solo piden poemas inéditos”.

 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50