Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apuñalada una menor que trató de encubrir a su agresor

La chica, de 15 años, acudió al hospital con herida de arma blanca y en compañía de su pareja

Ambos dijeron que había sufrido un atraco pero ella se derrumbó

En libertad con cargos y una orden de alejamiento el presunto agresor, de 22 años

Una menor, de 15 años, acudió el pasado sábado al hospital Doce de Octubre de la capital con heridas de arma blanca en el costado izquierdo. Iba acompañada de su novio, un joven de 22 años, al que ella trató de encubrir y al que acabó acusando de la agresión. El presunto agresor, que tiene tres denuncias por malos tratos contra otra mujer, fue detenido en el centro hospitalario y puesto ayer en libertad con cargos, han informado esta mañana la Jefatura Superior de Policía de Madrid y fuentes judiciales. La menor, cuya vida no corrió peligro porque las heridas no eran profundas ni afectaban a ningún órgano vital, fue dada de alta el mismo día de la agresión, según han precisado fuentes hospitalarias.

En un primer momento, a su llegada al hospital la mañana del sábado, ambos trataron de ocultar lo sucedido y dijeron que ella había sido apuñalada al tratarse de resistir a un robo, según ha explicado una portavoz de la Jefatura. Los médicos dieron parte de la agresión y la Policía Nacional inició una investigación. Los agentes sospecharon al ver que el chico tenía arañazos en el cuello y las manos y la camisa ensangrentadas. Decidieron interrogar por separado a la pareja, que incurrió en contradicciones.

Al final, la adolescente, de nacionalidad española, se derrumbó y admitió que había sido su novio quien la había agredido en el piso de él tras una fuerte discusión. Según el relato de la víctima, los hechos sucedieron sobre las siete y media de la mañana en el piso que él comparte con otras personas en la calle de Francisco Paino número 16, en el distrito de Carabanchel. Tras pasar la noche juntos, ella quería marcharse a su casa y el detenido se enfadó y le asestó presuntamente una puñalada en el costado izquierdo.

El joven, de iniciales A. W. B. G.,  fue detenido por la policía en el propio hospital y pasó ayer a disposición judicial. Un portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha indicado que el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3, en labores de guardia, le tomó declaración y lo dejó en libertad con cargos, acusado de un delito de lesiones. También le impuso una orden de alejamiento de la víctima de 500 metros. El joven no tiene, según las mismas fuentes judiciales, ninguna condena anterior por delitos violencia de género.

Sí que constan tres denuncias por delitos de violencia contra la mujer, cometidos presuntamente contra otra mujer (en los tres casos, la misma, mayor de edad). Las denuncias son por agresiones, peleas, insultos, agresiones... Ninguna ha llegado todavía a juicio y la última de ellas data del pasado 19 de abril. Tiene, según subrayan las fuentes, "una valoración de riesgo bajísima", por lo que no se dictaron medidas cautelares.

Según la policía, al presunto agresor le constan ocho antecedentes policiales, entre ellos por atentado contra la autoridad,  resistencia y desobediencia, robo con violencia y violencia de género. La Jefatura no ha podido precisar si la víctima fue la misma chica u otra.

A su llegada el sábado al domicilio, según informa El Mundo, los agentes hallaron en él a dos chicas, amigas del agresor, que también contaron versiones distintas de lo sucedido. Una de las dos trató de esconder en la lavadora el arma, un cuchillo ensangrentado de 10 centímetros de hoja y puño de madera, pero los agentes lo descubrieron. La mujer fue también detenida por un delito de encubrimiento.

Esta mañana, el único vecino del número 16 de la calle de Francisco Paino, en el popular barrio de Carabanchel, que ha querido hablar del asunto ha dicho que el joven lleva muy poco tiempo viviendo allí y que no lo conocía, informa Lara Otero. En las tiendas y bares del barrio los vecinos desconocían que se hubiese producido el apuñalamiento. En el buzón correspondiente al 1ºA figuran seis nombres pero no el del hombre detenido. Sí aparece el de una mujer con los mismos apellidos, probablemente una hermana.  En el piso nadie contestó este mediodía a las llamadas. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información