Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marbella legaliza un millar de viviendas por compensaciones urbanísticas

El empeño del equipo municipal de que este pago los afronten los promotores ha hecho que el proceso resulte complejo

Vista aérea de la localidad malagueña de Marbella. Ampliar foto
Vista aérea de la localidad malagueña de Marbella.

Tres años después de la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el Ayuntamiento de Marbella ha legalizado un millar de viviendas y un hotel mediante el sistema de compensaciones diseñado para normalizar la ciudad tras el cúmulo de irregularidades producidas durante los gobiernos del Grupo Independiente Liberal (GIL). Según ha informado este lunes el concejal de Urbanismo, Pablo Moro, hay en trámite decenas de expedientes que culminarán en los próximos meses en un proceso que está resultando muy complejo.

El portavoz del PSOE, José Bernal, se quejó de que el balance es muy pobre, porque el PGOU preveía legalizar 16.500 viviendas y ha pedido conocer las actas de las reuniones con los promotores. Bernal insiste en que debenms ser éstos y no los compradores de buena fe quienes asuman las cargas.

Moro ha asegurado que el Ayuntamiento ha enviado requerimientos a todos los promotores con viviendas y construcciones susceptibles de ser legalizadas en las que les recuerda que tienen que hacer frente a las cargas estipuladas en el plan de regularización, una vez que concluyó el plazo voluntario que tenían para solicitar la normalización en mayo de 2011.

Muchos afectados recurrieron judicialmente el PGOU, que recibió 432 impugnaciones

El PGOU de Marbella estableció un sistema para normalizar las ilegalidades urbanísticas mediante el pago de compensaciones, ya sea en suelo o en dinero en efectivo que siempre será usado en dotaciones públicas. De esta forma se pueden llegar a regularizar 16.500 viviendas que obtuvieron licencia contra el PGOU de 1986, vigente hasta la aprobación del actual en 2010. El empeño del equipo municipal presidido por Ángeles Muñoz (PP) de que las compensaciones las afronten los promotores y no los compradores de buena fe ha hecho que el proceso resulte complejo porque en muchos casos resulta difícil localizar a los promotores, según ha reconocido Pablo Moro. Además hay también muchos afectados que recurrieron judicialmente el PGOU, que recibió 432 impugnaciones, y en esos casos hay que esperar al pronunciamiento del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que, hasta el momento, viene avalando en sus resoluciones el sistema de compensaciones.

El plan dejó sin posibilidad de legalización por ocupar suelo no urbanizable de especial valor las licencias de 1.500 viviendas, de las que unas 700 estaban concluidas y habitadas. El último pleno municipal aprobó un cambio que permitirá la normalización de dos bloques de viviendas de la urbanización Río Real Playa Golf que estaban en principio en este paquete de inasumibles; y es que se ha comprobado que se cometió un error porque en el plan anterior, de 1986, el suelo era en realidad de equipamiento privado y no verde pública. Al enmendarlo, el grado de incumplimiento de la licencia permite que puedan ser legalizadas mediante compensación toda vez que no ocupaban suelo protegido invadiendo el área litoral, como si ocurre con los otros dos bloques de la misma urbanización que si siguen condenados a quedar fuera de ordenación. Para la compensación, los propietarios de estas viviendas deberán comprar un suelo de casi 2.200 metros cuadrados de sistema general y entregarlos al Ayuntamiento.

La última Junta de Gobierno Local ultimó también el acuerdo de compensación para normalizar el centro comercial de La Cañada que permite el Ayuntamiento obtener 53.216 metros cuadrados en la zona de La Trinidad, que el promotor Tomás Olivo urbanizó sin licencia, donde ubicará el nuevo recinto ferial.