Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
liga endesa

El Manresa desciende en Vitoria

Fácil triunfo del Caja Laboral ante un rival que pierde la máxima categoría

Manresa lo tenía muy difícil para continuar en la élite. No había demasiadas opciones para la sorpresa y al final consumó su descenso en una cancha demasiado comprometida como es todavía la del Caja Laboral. Los vitorianos tampoco necesitaron de un especial esfuerzo para deshacerse de un rival que ha merodeado la zona de descenso durante demasiadas jornadas y ya no ha podido escapar de la quema.

Todavía quedan cuatro jornadas para que concluya la liga regular, pero ya se ha producido la primera noticia adversa, que siempre supone la pérdida de la categoría. Queda una segunda plaza y ahí es donde Lagun Aro tiene ahora mismo las máximas posibilidades de caer al pozo.

Los manresanos llegaron a Vitoria con la imperiosa necesidad de sumar la victoria para impedir el descenso y estirar la agonía, pero, aunque estuvieron siempre cerca en el marcador del Caja Laboral, entregaron el partido en tres minutos. En el minuto 33, los visitantes se llegaron a colocar a solo cinco puntos de los locales (61-56), pero ahí se desfondaron y encajaron un parcial de 13-1 que rompió el marcador (70-57), y esa fue ya la ventaja que supo gestionar y controlar Caja Laboral para no ver peligrar el triunfo. Con este triunfo los vitorianos están a una sola victoria de consumar también su segundo puesto en la fase regular.

No fue un partido bonito porque, posiblemente, tampoco lo pudiera ser habida cuenta de las condiciones tan dramáticas de que venía rodeado y de la diferencia entre las dos plantillas que estaban sobre la cancha. Por eso es comprensible que en varias fases del encuentro los movimientos del marcador fueron demasiado escasas.

Caja Laboral, 81-Manresa, 70

Caja Laboral (25+11+24+21): Cook (2), Causeur (21), San Emeterio (13), M. Bjelica (10), Pleiss (10)-cinco inicial-, Heurtel (8), Nocioni, Lampe (7), N. Bjelica (6) y Jelinek (4).

Bruixa D'Or Manresa (20+11+21+18): Creus, Arco (16), Hernández (10), De Vries (6), Alexandrov (9)-cinco inicial-, Asselin (5), Arteaga (6), Palson, Hanga (18) y Yanev.

Arbitros: Redondo, Perea y Manuel. Eliminados Asselin (m. 36) y N. Bjelica (m. 38).

Incidencias: Trigésima jornada de fase regular de Liga Endesa disputada en el Buesa Arena ante 7.319 espectadores, según el club.

El Bruixa d'Or Manresa se aferró al clavo ardiendo de ganar en el Buesa para estirar su agonía en la Liga Endesa y llegó a hasta situarse 61-56, en el minuto 33, ante un Baskonia que no lograba aplicar la velocidad idónea al duelo.

Recuperó el técnico del Caja Laboral Tabak al inspirado Causeur y la lucha interior de Tibor Pleiss y ahí aplicó Caja Laboral un parcial de 13-1 que le disparó a 74-57, en el minuto 37, que ya fue la losa que enterró las ilusiones manresanas de supervivencia en la ACB.

Más información