Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un filme sobre la cantante chilena Violeta Parra cerrará la muestra donostiarra

Patricio Guzmán impartirá un seminario en el Museo San Telmo

Josemi Beltrán, director del Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián, posa delante del cartel de la edición de este año.
Josemi Beltrán, director del Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián, posa delante del cartel de la edición de este año.

Violeta se fue a los cielos, un acercamento a la vida de la cantante chilena Violeta Parra (1917-1967), clausurará el próximo 26 de abril el undécimo Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián, cuya programación de esta edición se reparte entre filmes documentales y de ficción a partes iguales.

La película chilena, dirigida por Andrés Wood, galardonada con el Gran Premio Internacional del Jurado en el Festival de Sundance de 2012, pondrá fin a un certamen que abrirá el día 19 el último trabajo del director serbio Goran Paskaljevic, Al nacer el día, y que en la jornada de clausura entregará el premio de la muestra al realizador chileno Patricio Guzmán.

El director del festival, Josemi Beltrán, ha presentado hoy la nueva edición, gran parte de cuyo contenido ya se había adelantado en las últimas semanas, en una rueda de prensa junto al alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, y la concejal de Cultura, Nerea Txapartegi.

Beltrán ha explicado que en esta ocasión han encontrado películas de ficción muy interesantes por su "calidad y tratamiento de los temas" para incorporarlas a la programación, que suma 25 largometrajes, 16 cortos, tres exposiciones y diversas actividades paralelas. Ha destacado la variedad de cuestiones relacionadas con los derechos humanos que se abordan a través de los filmes seleccionados, entre ellos la cinta de Basilio Martín Patino sobre el movimiento 15-M Libre te quiero; el "impresionante acercamiento" de Werner Herzog a la pena de muerte en Into the Abbys o Nuclear Nation, sobre el exilio de los habitantes de la zona de la central de Fukushima tras el accidente que sufrió hace un año.

El responsable de la muestra ha subrayado el uso del humor para denunciar "situaciones crudas", como ocurre en Un cerdo en Gaza, una historia de sobre el conflicto palestino-israelí de Sylvain Estibal, distinguida como mejor opera prima en los últimos Premios César, o en Parada, de Srdjan Dragojevic, acerca de los derechos de los colectivos homosexuales.

Beltrán ha señalado que "el compromiso estará presente" con cineastas como Martín Patino, Patricio Guzmán, quien impartirá un seminario en el Museo San Telmo, o Paskaljevic, quien en 2010 recibió el premio del festival por su trayectoria profesional y personal en favor de los derechos humanos.

Esta edición verá el estreno de dos cintas rodadas y producidas en Gipuzkoa: Alardearen seme-alabak, un documental de Josen Karres y Eneko Olasagasti sobre la participación de las mujeres en los Alardes de Irun y Hondarribia, y El método Arrieta, de Jorge Gil Munárriz, que muestra el sistema que dos hermanas que padecen un trastorno motriz utilizan para comunicarse con los ojos. De Euskadi se proyectará además Agronautas, de Juan Dopico, sobre la ecología de acción a pequeña escala en la red.

Izagirre ha señalado que el Ayuntamiento lleva muchos años trabajando por los derechos humanos, cuya vulneración "también se da aquí", informa Efe. "Tenemos problemas importantes de derechos humanos", ha asegurado el regidor, quien ha mencionado, entre otros, la negación del derecho al trabajo, los desahucios y el encarcelamiento de ocho donostiarras por "ejercer simplemente un trabajo político", en referencia a los miembros de Segi condenados por el Tribunal Supremo.

Más información