Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal se opone a la prescripción de los delitos del triple crimen de Alcàsser

El ministerio público considera que los delitos no han caducado

El ministerio fiscal se opone a considerar prescritos los delitos atribuidos a Antonio Anglés, considerado presunto autor material del triple crimen de Alcàsser (Valencia), según el escrito dirigido al Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira. Este órgano judicial preguntó a las partes su posición en relación con la posible prescripción de la responsabilidad penal tras haberse cumplido 20 años del secuestro, violación y asesinato de las adolescentes Miriam García, Toñi Gómez y Desirée Hernández.

En el informe se considera que el delito no ha prescrito y que el plazo para comenzar a computar los 20 años establecidos en la ley debe partir del 14 de diciembre de 2009, fecha en la que hubo una resolución judicial en relación con las últimas actuaciones de investigación con valor interruptivo de la caducidad. Así, el fiscal del caso considera que la continuación de las investigaciones tiene "virtualidad suficiente" para interrumpir el plazo necesario para la prescripción del delito.

En esta línea, apunta que tanto antes como después de hacer sido declarada la rebeldía de Anglés, en noviembre de 1994, se han continuado practicando actuaciones de investigación policiales y judiciales relevantes, tanto en la causa principal como en la separada para esclarecer los hechos e investigar la posible intervención de terceras personas -cita a cuatro- junto a los procesados.

Según el fiscal, todas estas acciones tienen un "contenido sustancial propio de la puesta en marcha y prosecución" del delito y demuestran que la investigación avanza. Entre las últimas actuaciones cita las acordadas en septiembre de 2009, cuando el juez decidió una serie de intervenciones telefónicas y del correo electrónico de una de las hermanas de Anglés, que fueron dejadas sin efecto en diciembre de ese año.

Antonio Anglés huyó del cerco policial tras el descubrimiento de los cadáveres en enero de 1993 y nunca ha sido encontrado. Sigue figurando en la web de Interpol como uno de los sujetos más buscados del mundo.

La Asociación Clara Campoamor, que ejerce la acusación popular en esta pieza, ya manifestó al juez instructor su rechazo a la prescripción "al menos hasta 2029, teniendo en cuenta que las últimas diligencias practicadas de las que se tiene constancia datan de 2009".

Miriam, Toñi y Desirée, de 14 y 15 años, desaparecieron el 13 de noviembre de 1992 cuando se dirigían a una discoteca de Picassent. Sus cuerpos fueron encontrados enterrados dos meses más tarde, en enero, en un paraje de Tous.

El único detenido y juzgado por el triple crimen fue Miguel Ricart. Su nombre ha salido a la palestra en las últimas semanas por la aplicación de la doctrina Parot. Condenado en 1997 por cuatro delitos continuados de violación, hubiera salido de prisión en 2011. Sin embargo, en abril de 2010, la Audiencia Provincial de Valencia decidió aplicarle la doctrina Parot para que los beneficios penitenciarios se aplicaran sobre los 186 años de prisión a los que fue condenado. Si la jurisprudencia del Tribunal Supremo es condenada en Europa, Ricart se ahorrará diez años de prisión.