Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Izagirre aprovecha el contrato de Illumbe para bloquear dos años la fiesta

La oposición rechaza en bloque la decisión del equipo de gobierno

Morante y El Juli salen a hombros de Illumbe durante la pasada Semana Grande donostiarra.
Morante y El Juli salen a hombros de Illumbe durante la pasada Semana Grande donostiarra.

La decisión del equipo de gobierno de Bildu en San Sebastián de bloquear dos años las corridas en Illumbe ha provocado la crítica unánime de la oposición, que calificó la decisión del alcalde, Juan Karlos Izagirre, como una “imposición de la izquierda abertzale”. Todos los partidos han acusado a Bildu de burlar un acuerdo del pleno del Ayuntamiento y han tildado de “antidemocrático” al regidor y a su equipo.

La junta de gobierno ha aprobado este miércoles el pliego de condiciones del contrato para explotar la plaza de Illumbe. Entre sus cláusulas figura expresamente que “no se podrán programar espectáculos donde se maltrate a los animales”. La gestión del recinto “está dirigida a promover la oferta musical, deportiva, artística, cultural...”, reza el pliego.

La coalición abertzale ha explicado que la adjudicación de la explotación del Pabellón Multiusos Donosti Arena 2016 será por un periodo de dos años y la empresa adjudicataria pagará 25.000 euros por temporada.

Axier Jaka, concejal de Medio Ambiente y Participación Ciudadana, ha señalado que la prohibición expresa de celebrar corridas de toros en Illumbe es completamente legal y cumple todos los requisitos técnicos, jurídicos y administrativos.

Con la cláusula antitaurina el equipo de Izagirre ha conseguido salirse con la suya. Bildu ya expresó en el verano de 2011, justo tras las elecciones municipales que la llevaron al poder, que su intención era que San Sebastián no acogiera corridas. El pasado verano, Izagirre ratificó su decisión, con una diferencia sustancial: la familia Chopera, gerente del coso, terminaba su contrato. La prohibición explícita ha sorteado la infinidad de iniciativas presentadas por la oposición contra el veto, entre ellas, la aprobación de los precios de alquiler de Illumbe para acoger festejos taurinos. PSE, PP y PNV exigieron en más de una ocasión que Bildu sacara a concurso la plaza. Finalmente, la coalición abertzale lo ha hecho, pero con trampa, según la oposición.

Marisol Garmendia, del PSE, ha afirmado que este veto supone “un capricho absolutamente personal del alcalde” con el que “va a torear a todos los donostiarras”. Garmendia ha insistido en que Izagirre está obviando los beneficios que esta actividad genera para la ciudad, y le ha acusado de “pasar olímpicamente de crear empleo y riqueza” para San Sebastián, donde, ha recordado, actualmente hay 13.000 personas sin empleo.

María José Usandizaga, del PP, ha lamentado la “mala noticia” para los donostiarras, ya que les priva de un motor económico.

Eneko Goia, portavoz del PNV, ha manifestado que la decisión pone a Bildu en evidencia por su “nula calidad democrática, que se pone por montera los reiterados mandatos del pleno”. También ha criticado a la coalición por no tener en cuenta la riqueza que genera la actividad a la ciudad.