Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia de Álava absuelve a los tres acusados del ‘caso Tellería’

La sentencia cree que los indicios no permiten desvirtuar la presunción de inocencia.

El PNV, satisfecho por la absolución de quienes han sufrido "un juicio mediático paralelo"

Un momento del juicio celebrado contra Aitor Tellería y dos 'ertzainas' por supuesto espionaje.
Un momento del juicio celebrado contra Aitor Tellería y dos 'ertzainas' por supuesto espionaje.

La Sección Segunda de la Audiencia de Álava ha absuelto a los tres acusados del caso Tellería, el exnúmero dos del PNV en el territiorio, Aitor Tellería, y los ertzainas, Jesús Alfonso Acha y Carlos Lau, de un delito de espionaje. La sentencia, firmada por los magistrados Íñigo Madaria Azcoitia, como presidente de la sala, Íñigo Elizburu Aguirre, y Edmundo Rodríguez Achútegui, se ha hecho pública esta mañana, y contra ella cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

El conocido como caso Tellería sentó en el banquillo a las tres personas ahora absueltas acusadas de un presunto espionaje a políticos y empresarios alaveses. Los tres fueron imputados por un delito de infidelidad en la custodia de documentos y violación de secretos. El fiscal, Josu Izagirre, solicitaba penas de cuatro años de prisión e indemnizaciones a una veintena de supuestos afectados de 342.000 euros.

La sentencia considera que no se ha acreditado que la información que fue incautada en el ordenador particular de Tellería formara parte de archivos policiales o hubiese sido obtenida por los dos ertzainas y remitida al principal implicado. La resolución judicial cree que los indicios que alegaba el fiscal no son de la suficiente entidad como para desvirtuar el principio de inocencia.

El fallo considera que no queda probado que los tres acusados llegaran a un acuerdo para recabar información valiéndose de su trabajo como policías e investigar a quien Tellería dijera. La Audiencia concluye que las numerosas llamadas telefónicas entre los tres acusados "razonablemente" pueden explicarse por su "amistad prolongada" y que, por tanto, no hay indicios que permitan relacionarlas con las seis fichas encontradas en un disco duro del despacho de Tellería con datos de políticos y personalidades de la sociedad alavesa.

El tribunal reconoce que las fichas demuestran "un evidente acopio organizado de información relacionada con determinadas personas o hechos", así como un "concierto de voluntades", pero que "en ningún caso puede considerarse probado que sea fruto de la acción de los acusados".

También detalla que el quebrantamiento del deber de sigilo y discreción de los funcionarios puede constituir bien una falta administrativa o un delito penal "según la relevancia del hecho" y que en el caso alavés las informaciones de las fichas no han causado "perjuicios personales" a los afectados, por lo que no se enmarcaría en el ámbito penal.

Y eso sería únicamente en caso de que los ertzainas fueran los autores de las fichas, algo que "ninguna prueba corrobora", como tampoco ha quedado acreditado, según el tribunal, en qué ordenador se escribieron las fichas, una vez constatado que no fue en el de Tellería.

El PNV de Álava ha mostrado en un comunicado su satisfacción por la absolución de los tres imputados en el supuesto caso de espionaje político en este territorio y que, a juicio de esta formación, han sufrido durante años "un juicio mediático paralelo".

La ejecutiva alavesa del partido ha mostrado su "doble satisfacción": por una parte en el "terreno de lo personal" de estas tres personas que, a su entender, en ocasiones no han visto respetado su presunción de inocencia durante todo este tiempo. Además, "satisfacción porque se han demostrado absolutamente falsas todas aquellas afirmaciones que vinculaban a las siglas PNV en la creación de una trama de espionaje a políticos y empresarios alaveses".

Para la formación, con la sentencia queda de manifiesto que "aquellas duras acusaciones contra el PNV eran radicalmente falsas y carecían de un sentido que no fuera el de extender la duda y la sospecha".

A las críticas del ABB se han sumado esta tarde las del grupo parlamentario del PNV, cuya portavoz en la comisión de investigación que se creó la pasada legislatura en la Cámara para analizar las responsabilidades políticas de los casos De Miguel y Tellería, María Eugenia Arrizabalaga, ha censurado las “manipulaciones e interpretaciones interesadas” que realizó este grupo de trabajo con el fin de “dañar y desprestigiar” la imagen de los tres acusados. Arrizabalaga ha criticado la “falta de rigor” de la comisión parlamentaria, en cuyas conclusiones se reconoce la existencia de las prácticas de las que han sido absueltos Tellería, Lau y Acha, y se ha preguntado “quién resarcirá” a los tres absueltos.

Más información