Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco euros con nueva cara

El Banco de España acoge una muestra con la remozada versión del billete

El modelo cuenta con más medidas de seguridad

Asistentes a la inauguración de la exposición, ayer. Ampliar foto
Asistentes a la inauguración de la exposición, ayer.

Puestos uno enfrente de otro, parecen casi idénticos. Pero un análisis más detallado permite ver que el nuevo billete de cinco euros que entrará en circulación el próximo 2 de mayo tiene unas pequeñas mejoras. La sede central del Banco de España, en plena plaza de Cibeles, acoge una pequeña pero reveladora exposición con motivo de la puesta de largo de la nueva imagen de los billetes.

El primer billete en ser renovado ha sido también el más utilizado, el de 5 euros. Le seguirán el resto de manera paulatina. A esta segunda tirada se le ha denominado Europa, porque incorpora el retrato de esta diosa. El diseñador Reinhold Gerstetter, radicado en Berlín, ha sido el encargado de este lavado de cara, en el que se mantendrán los colores, los motivos principales y los tamaños. La novedad es que los billetes incluyen el mapa con los países que se han incorporado a la Unión Europea desde 2002, entre los que se encuentran Malta y Chipre.

Lo primero que llama la atención del nuevo billete es el número 5 mucho más grande tanto en el anverso como en el reverso. También se ha escrito la palabra euro en alfabeto cirílico, además de en latín y en griego. Otra novedad es que las siglas del Banco Central Europeo (BCE) están en nueve variantes lingüísticas, en lugar de las cinco existentes hasta el momento. Los bordes del billete presentan ahora una serie de líneas cortas en los bordes izquierdo y derecho.

Los visitantes de la exposición podrán ver un lingote de 12,5 kilos de oro como garantía del euro. Eso sí, es simulado. También podrán comprobar la autenticidad de sus billetes gracias a una luz ultravioleta que muestra los elementos fluorescentes del papel moneda. Otros cinco expositores enseñan algunos intentos de falsificaciones que ha sufrido la divisa europea. Entre ellas, destacan la ausencia de la banda brillante de los billetes, la carencia de los hologramas o la inexistencia de la marca de agua (ese dibujo visible al trasluz). El visitante puede ver en varios paneles las antiguas divisas de los países que hoy integran el euro.

La exposición también puede ser una buena forma de ocio para los peques en estos días festivos. Los más jóvenes tienen algunos monitores en los que demostrar sus pericias con los videojuegos, en este caso para salvar al euro. Además, podrán coger un pequeño cuento-cómic impreso en los cinco idiomas oficiales de España.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram