Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los diputados díscolos del PSC pagan este mes la multa de 600 euros

Los 14 socialistas abonarán la cantidad como castigo por romper la disciplina de voto sobre el derecho a decidir de Cataluña

Chacón y Navarro, en noviembre de 2012.  TONI ALBIR (EFE) Ampliar foto
Chacón y Navarro, en noviembre de 2012. / TONI ALBIR (EFE)

Los 14 diputados del PSC en el Congreso abonarán este mes la multa de 600 euros que les impuso la dirección del grupo socialista a cada uno por romper la disciplina de voto el pasado 26 de febrero, durante el debate parlamentario de sendas propuestas sobre el derecho a decidir de Cataluña. La fórmula para que paguen la sanción es descontarles el dinero de la nómina de marzo, que cobrarán la próxima semana. Aunque el grupo socialista aún no ha decidido qué hará con los 8.400 euros que recabará gracias a esta medida, según efe.

Las multas en el grupo socialista por no respetar la disciplina de voto oscilan entre los 200 y los 600 euros, en función de la trascendencia de la votación o de la reiteración del incumplimiento, y la dirección del grupo consideró que en ese caso el debate era de "singular importancia". En la dirección del grupo se acordó votar en contra de las propuestas de resolución de CiU e ICV, derivadas del debate del estado de la nación, sobre la consulta soberanista en Cataluña.

Sin embargo, 13 de los 14 diputados del PSC en la Cámara Baja optaron por seguir las instrucciones del primer secretario de su partido, Pere Navarro, que un día antes había ordenado que se votara a favor, mientras que la exministra Carme Chacón prefirió no votar.

Junto a la sanción económica, otra consecuencia de esa situación fue la renuncia forzada del diputado catalán José Zaragoza como secretario general adjunto de la dirección del grupo. El enfrentamiento, además, provocó una de las mayores crisis entre el PSOE y el PSC en sus más de 30 años de relación, hasta el punto de que se escucharon voces a favor de una ruptura entre ambos, lideradas por el histórico socialista Alfonso Guerra.

No obstante, en las últimas semanas se ha recuperado una cierta normalidad, pendientes de reformar el protocolo de relaciones entre los dos partidos con criterios de simetría, reciprocidad y autonomía. Para ello, PSOE y PSC han sentado las bases de un acuerdo, partiendo del convencimiento de que ambos quieren seguir juntos y de que es necesario reformar la Constitución para avanzar hacia un Estado federal.

Más información