Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere una mujer de 65 años por una supuesta agresión de su marido

La Guardia Civil y la Policía Local de Mejorada del Campo detienen al esposo como supuesto responsable del fuerte golpe en la cabeza de la víctima

Empleados de la funeraria trasladan el cuerpo de la mujer muerta en Mejorada del Campo.
Empleados de la funeraria trasladan el cuerpo de la mujer muerta en Mejorada del Campo.

“¡Socorro, socorro!” fueron los gritos en medio de la noche que oyeron los vecinos de la calle de los Olivos de Mejorada del Campo (Madrid). Eran los de la hija de María del Carmen C. G., una mujer de 65 años que murió a las 21.15 de ayer tras recibir un fuerte golpe en la cabeza. La Guardia Civil y la Policía Local detuvieron al marido, Andrés G. R., de la misma edad, como supuesto autor del golpe, según informaron fuentes del instituto armado.

Poco antes de los gritos acaba de pasar la procesión y parte de los vecinos regresaban a sus casas. Cuando oyeron a la hija, salieron corriendo al cuarto piso letra B. Estaba la hija y el supuesto autor del golpe. La madre estaba tendida en el dormitorio y presentaba un golpe en la parte izquierda de la cabeza, de la que salía un pequeño reguero de sangre. La habitación no se encontraba revuelta, según fuentes de la investigación. Fue la propia hija la que llamó al teléfono de emergencias 112 y avisó de lo que acaba de ocurrir. “Hemos sentido jaleo y nos ha sorprendido que viniera de nuestro portal. Jamás pensamos que la pobre iba a terminar así. Ambos eran muy majos y educados”, relataron los residentes de la calle de los Olivos.

Al lugar acudieron efectivos de la Protección Civil de Mejorada y facultativos de una UVI móvil del Summa que intentaron reanimar a la mujer, que se encontraba en parada cardiorrespiratoria. Al final tuvieron que certificar la muerte causada por el fuerte traumatismo craneoencefálico que sufría, según informó un portavoz de Emergencias 112.

La hija, de 36 años, fue atendida por los sanitarios de Protección Civil de Mejorada de una crisis de ansiedad. Recibió el alta en el lugar a los pocos minutos. El marido fue trasladado al cuartel de la Guardia Civil donde estaba a la espera de ser interrogado. “Iba con los pelos revueltos y parecía muy tranquilo”, relató una vecina de la zona.

La juez de guardia decretó el levantamiento del cadáver pasadas las diez de la noche. Un grupo de vecinos esperaba a la entrada del portal con los rostros desencajados y preocupados por el triste final de Mari, como era conocida en el barrio. El matrimonio residía “de toda la vida” en el lugar. Tenían una sola hija y tres nietos, a los que adoraban, según los testimonios de los residentes.

El marido salía muy poco en los últimos meses debido a una enfermedad que sufría. Había trabajado en una acería de Coslada, pero ya llevaba un tiempo jubilado. La mujer también estaba medicada a causa de la depresión que sufría desde hacía tiempo. Los vecinos que la conocían explicaron que eran frecuentes las discusiones dentro del matrimonio y que estas “venían de lejos”. “Él había adelgazado mucho y ya no se le veía casi por la calle. Sin embargo a ella la he visto esta misma tarde cuando volvía de comprar”, añadió otra vecina.

Fuentes de la Guardia Civil explicaron que no existían denuncias previas por violencia de género. El hombre se encuentra detenido como supuesto autor de un delito de homicidio ocurrido en el ámbito familiar.

Este crimen eleva a nueve las muertes violentas registradas en lo que va de año en la Comunidad de Madrid, según datos de este periódico.

Más información