Las primarias experimentales no consiguen pacificar el PSdeG

Besteiro pide a Pachi Vázquez que aclare los detalles del procedimiento

Pachi Vázquez y Rubalcaba reunidos en Ferraz
Pachi Vázquez y Rubalcaba reunidos en Ferraz EFE

La fórmula experimental pactada por la dirección del PSdeG y Ferraz para consultar a la militancia sobre el futuro secretario general a través de esas primarias experimentales no han calmado el ambiente entre los socialistas gallegos. Dirigentes de varias corrientes, críticas la mayoría con el actual líder, Pachi Vázquez, han arremetido contra el procedimiento acordado: la elección de delegados en cada agrupación a través de listas que por primera vez en este tipo de cónclaves irán encabezadas por el mismo candidato a secretario general.

Los interrogantes abiertos que deja esta vía intermedia entre la elección de delegados de siempre y la consulta vinculante que planteó la dirección gallega motivaron ayer que el único candidato a optar a la secretaría general, José Ramón Gómez Besteiro, pidiese al actual líder explicaciones sobre lo acordado en Madrid. “Hay interrogantes que conviene aclarar, sobre todo por la transparencia y por fomentar la participación, que es lo que deseamos todos”, reclamó. Besteiro no entró a criticar a la dirección gallega, algo que sí hicieron con contundencia sus rivales más acerados. El secretario provincial en A Coruña y exministro de Justicia, Francisco Caamaño, que aún no ha decidido si será candidato reiteró que su apuesta es por unas “primarias puras” porque solo a través de este procedimiento podrá un futuro líder “emprender la tarea de unir al partido”. “El sistema de delegados supone lo contratrio, dividir y confrontar en cada agrupación, y que el candidato lidere esas listas “puede implicar más peso para quien maneje el poder orgánico”, advirtió.

Más información
Besteiro pide a Vázquez que aclare “los interrogantes” del acuerdo
El PSOE acepta probar en Galicia el voto de las bases

La portavoz municipal en A Coruña, Mar Barcón, defendió que la tercera vía pactada por Rubalcaba y Vázquez no obedece a lo que aprobó el comité nacional con el 90% de los votos el 2 de marzo. Más beligerantes fueron algunos dirigentes afines al expresidente Touriño. El que fuera portavoz parlamentario durante el bipartito, Ismael Rego, calificó la solución de “chafallada propia de quien dirige el PSdeG y desea seguir controlándolo”. La exconselleira María José Caride también se posicionó en contra. La secretaria general del PSOE en Ferrol, Beatriz Sestayo, aseguró también que lo que aprobó el comité nacional fue el “voto directo” y que incumplir lo acordado implica vulnerar su mandato y es “antiestatutario”.

En defensa del líder del PSdeG, salió ayer el diputado José Luis Méndez Romeu para garantizar que lo acordado sigue la instrucción del comité nacional y que el próximo 1 de junio, el día de la consulta, el PSdeG conocerá el nombre de su nuevo líder. Romeu dio a entender que una vez las bases se hayan pronunciado sobre las listas que encabezan los distintos candidatos, el resto (que los delegados trasladen el resultado de esa votación al congreso fechado para el 6 de julio) será una mera formalidad.

Entretanto, la dirección gallega se dispone a redactar el reglamento para concretar los aspectos que quedan en el aire. Por ejemplo, qué pasaría si entre la celebración de la consulta —donde se van a votar listas de delegados encabezadas por cada uno de los candidatos— y la votación de estos en el congreso extraordinario se presentan otros aspirantes, algo que permiten los estatutos del PSOE. O la incógnita sobre cómo podría participar una agrupación comarcal en el congreso —en el que además de secretario general se elige Ejecutiva— si no se posiciona antes con un precandidato. Otros dirigentes socialistas ven aún demasiada niebla sobre el procedimiento y aguardan a leer el reglamento para ver cómo se articula un proceso que solo conocen por la prensa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS