Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Ángeles Esteller, aprueba la ILP”

La PAH irrumpe en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona para pedir la aprobación de la ILP

Los activistas protestan ante las viviendas de Jorge Moragas y Jorge Fernández Díaz

Activistas de la PAH protestan cerca de la vivienda del diputado popular Jorge Moragas.

“¡Sí se puede!”, "¡Sí se puede!" han gritado esta mañana los activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en la zona alta de Barcelona. Ataviados con sus camisetas verdes y bajo el lema Stop Desahucios, más de medio centenar de ellos han tomado las calles del barrio de Sarrià, en una nueva jornada de presión a los políticos reticentes a aceptar las medidas de mínimos –alquiler social, dación en pago retroactiva y paralización de los desahucios- que recoge su Iniciativa Legislativa Popular. Con el fallo favorable del Tribunal de Justicia europeo aún caliente, los activistas han continuando con las acciones de escrache iniciadas el pasado miércoles ante la residencia de la diputada popular, Maria Ángeles Esteller. En esta ocasión, han recorrido la zona residencial donde viven el diputado del Partido Popular, Jorge Moragas, y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

“Hace 10 días invitamos a los diputados a venir a las reuniones de la PAH para que vean la realidad social para la que tienen que legislar, pero desgraciadamente no han respondido a nuestra petición”, ha dicho la portavoz de la plataforma, Ada Colau. Tan solo una diputada del Partido Popular por Girona se ha comprometido a asistir a una asamblea en los próximos días.

Aunque desconocían el número exacto del domicilio del ministro y se han enterado allí mismo de que la casa de Moragas no es su vivienda habitual, los activistas han empapelado el vecindario con los pasquines verdes del “Sí se puede”. También han aprovechado para informar a los residentes de lo que significa la ILP y la sentencia europea aprobada ayer. “Es un paso importante porque da la razón a las personas afectadas por la hipoteca. Exigimos que se aprueben inmediatamente las medidas de la ILP,  que son una solución de mínimos para afrontar la situación de emergencia generada por esta ley ilegal”, ha manifestado Colau. La activista, sin embargo, ha puesto en duda la afirmación del presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, de que cumplirá la sentencia: “El Gobierno no tiene más remedio que modificar la ley porque si no, podría ir a los tribunales por incumplir la normativa europea. También sabemos que es demasiado sensible a las presiones de la banca y nos tememos que pretenda hacer una interpretación más bien restrictiva de la sentencia”.

Tras el escrache en la zona alta, los activistas se han desplazado hacia la sede del Ayuntamiento de Barcelona. Una decena de ellos han irrumpido en el pleno ordinario que se estaba celebrando  para presionar de nuevo a la diputada María Ángeles Esteller. Al grito de “Ángeles Esteller, aprueba la ILP”, los activistas han copado la atención de la sala durante unos minutos hasta que han sido desalojados, de forma pacífica y sin registrar incidentes, por interrumpir la sesión. Fuera, a las puertas del Consistorio, otra veintena de manifestantes mostraban su apoyo a los compañeros mientras coreaban a los vecinos y turistas que paseaban por la céntrica plaza de Sant Jaume: “¡Sí se puede!”, "¡Sí se puede!".  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >