Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenas de hasta 11 años por intentar asesinar un menor fascista

La Audiencia Provincial considera culpables a cuatro integrantes de la ultraizquierda de querer matar a un vecino de Valdemoro

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a cuatro integrantes de ultraizquierda a penas de entre cinco y once años por intentar asesinar a un joven ultraderechista de 16 años en 2010 en Valdemoro. Los magistrados consideran probado que “la discrepancia política” fue el móvil del crimen. La familia de la víctima teme represalias después de que se haga público el fallo.

La sentencia considera probado que Andrés María Fernández Jiménez, Enrique García González, Damián Pawel Dabrowski y Tamara Fernández Lozano, con edades entre 21 y 24 años, quedaron el 7 de noviembre de 2010 al saber que el menor había acudido a un bar de la calle de Febo, en Valdemoro, para ver la transmisión de un partido de fútbol. Dos de ellos, Andrés María y Enrique, abordaron de forma súbita a las 21.10 al joven cuando salió del local. Ambos le apuñalaron con sendas navajas dos veces en el abdomen y otra en la espalda. Ambos agresores vestían prendas negras y llevaban la cara y la cabeza cubiertas.

Durante el ataque, el menor quitó la capucha a Andrés María, al que conocía con anterioridad. Los dos habían mantenido varias disputas “a consecuencia de sus diferentes y opuestas ideas políticas”, según la sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Eduardo Jiménez-Clavería.

18 días ingresados

Los agresores se marcharon a la carrera. Se dirigieron hacia la esquina del polideportivo del barrio de El Restón, donde les esperaban Damián y Tamara en el Fiat Punto negro en el vehículo del primero. Después se marcharon a toda velocidad. El joven estuvo ingresado en el hospital de Valdemoro con heridas muy graves durante 18 días y de baja otras 75.

Los jueces han condenado a los tres varones a 11 años, tres meses y un día de prisión como autores y cooperador necesario de un delito de asesinato en grado de tentativa en el que concurre las agravantes de disfraz y discrimación política. En el caso de Tamara, la pena se reduce a cinco años, siete meses y 16 días de prisión al considerarla cómplice del mismo delito. Los cuatro deberán indemnizar al menor con 80.000 euros.

Los jueces han apreciado el delito de asesinato por el arma utilizada, el lugar donde hirieron, la reiteración de la acción y la forma de actuar de los culpables, además de la existencia de una alevosía sorpresiva.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram