Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJA cita como imputado a Sánchez Gordillo por ocupar una finca militar

Otros 53 jornaleros comparecerán ante el alto tribunal por usurpar la parcela en Osuna

El diputado de IU Sánchez Gordillo se dirige a un grupo de jornaleros en Las Turquillas. Ampliar foto
El diputado de IU Sánchez Gordillo se dirige a un grupo de jornaleros en Las Turquillas.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJA) ha citado como imputado al diputado de Izquierda Unida Juan Manuel Sánchez Gordillo por ocupar la finca militar Las Turquillas de Osuna (Sevilla) el pasado verano junto a otros 53 jornaleros, militantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT). Todos ellos están imputados en la causa por un delito de usurpación, al ocupar la parcela del Ministerio de Defensa durante 18 días hasta que la Guardia Civil les desalojó el pasado 10 de agosto. Tras la apertura de diligencias penales, el parlamentario y también alcalde de Marinaleda (Sevilla) acudirá el próximo 4 de abril para declarar ante el juez del TSJA Jerónimo Garvín.

Los jornaleros ocuparon Las Turquillas porque denunciaban que a pesar de que la finca tiene 1.200 hectáreas, Defensa solo utilizaba 20 para una yeguada. “Las tierras públicas deben pasar a concurso para que las cooperativas las puedan adquirir ahora que están en desuso”, criticaron fuentes del SAT, según Europa Press. Tras la ocupación, el Ministerio la denunció ante el juzgado y con el atestado de la Guardia Civil, un juzgado de Osuna instruyó el asunto. Al estar Sánchez Gordillo entre los ocupantes, el juez remitió el caso al TSJA porque el diputado tiene condición de aforado. El magistrado preguntó entonces a la fiscalía si el asunto debía dilucidarse en la jurisdicción militar, y tras la respuesta negativa, y la recomendación para que se instruyera en el alto tribunal andaluz, finalmente el juez del alto tribunal ha movido ficha.

Durante la instrucción del asalto a la finca militar en el juzgado de Osuna, los jornaleros se negaron a declarar el pasado noviembre y el secretario general del sindicato, Diego Cañamero, no compareció como acto de “protesta”. “No es un empeño ni una chulería”, matizó Cañamero entonces para justificar su ausencia ante el juez.

Los militantes del SAT alegaron que con la ocupación de los terrenos militares pretendían denunciar la situación de crisis que vive el país y concretamente el país, con un 30% de las familias por debajo del umbral de la pobreza. Al medio centenar de personas desalojadas de la finca ese día, los agentes le entregaron una notificación en la que se les indicaba que habían incurrido en un delito de “desobediencia grave” y que finalmente ha derivado en la imputación por usurpación ante el TSJA.

La ocupación de Las Turquillas se produjo durante la semana de movilización del SAT en la que asaltaron varios supermercados para coger alimentos, unas acciones que obtuvieron una gran repercusión mediática y que de momento investiga un juez para determinar si hubo delito. Mientras, el TSJA archivó la causa abierta contra Sánchez Gordillo por otro asalto anterior durante la huelga general del 29 de marzo, un archivo que la Fiscalía Superior andaluza ha recurrido porque estima que el diputado cometió delito contra los derechos de los trabajadores.

Mientras que el magistrado consideró que el diputado solo había intentado que los trabajadores secundasen la huelga “sin más arma que la palabra, el ruido y o la presencia física”, el fiscal discrepó. “Estaríamos ante una hipótesis delictiva específica, de signo colectivo, que protege un bien jurídico de marcado acento social”, señalaba el recurso del fiscal, pendiente de resolución, sobre el derecho de los empleados a trabajar durante la jornada de huelga.