Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

En el nombre del padre, en bici

Un documental recoge la odisea del cantante Oscar D'Aniello, que pedaleó de Barcelona a Milán con las cenizas de su progenitor

Una imagen del documental 'Ciao Pirla!'
Una imagen del documental 'Ciao Pirla!'

Hay historias que te devuelven la confianza en la humanidad en estos días sombríos. Si además se convierten en una creación artística de primer orden ya estamos hablando directamente de milagro. Es lo que ocurre con Ciao Pirla!, el documental de 75 minutos sobre la emotiva peripecia de un hombre que carga las cenizas de su padre en el manillar de su bicicleta y pedalea en 12 días los 1.369 kilómetros entre Barcelona y el pueblo italiano donde nació el progenitor, Desio, al lado de Milán, para acabar depositándolas en el lago de Como.

Ese hombre que acomete el singular viaje es, para mayor interés, un personaje bien conocido de nuestro panorama musical, Oscar D'Aniello, ex Mishima y cantante de la banda barcelonesa Delafé y Las Flores Azules, con canciones como la romántica Mar, el poder del mar, Ciudadanos de un lugar llamado mundo, la tan hermosa Como loco o las de la banda sonora de Yo soy la Juani.

El documental que tuvo su première ayer en los Verdi y en Apolo, es una sorprendente y extraordinariamente conmovedora mezcla de aventura y reto personal, ciclismo (una pasión de D'Aniello), música (asistimos a la grabación del cuarto álbum de la banda, De mí sin tí, y se escuchan los temas), y, sobre todo, amor filial.

Durante el camino, que es todo un itinerario iniciático, con alegrías y tristezas, en el que el protagonista abre progresivamente su alma mientras pedalea, se van produciendo diversos encuentros con ciclistas profesionales —el pentacampeón del mundo de Mountain Bike, Josep Hermida, Joaquim Purito Rodríguez, ganador de una etapa del Tour...— que escoltan un tramo a D'Aniello en su trayecto conversando con él sobre el deporte y la vida.

Ayer al presentar el documental, que no tiene fecha de estreno comercial pero que acompaña en DVD al nuevo disco del grupo, (a la venta el 12 de marzo). D'Aniello explicó cómo perdió a su padre a causa de un cáncer durante el proceso de creación del disco y cómo esa pérdida ha impregnado todas las canciones. El músico había adquirido billetes de tren para viajar con su padre enfermo a la localidad natal de este, a fin de que pudiera despedirse de sus familiares. La muerte truncó el proyecto pero D'Aniello se juramentó para llevar las cenizas con sus piernas. Al conocer la idea, muchas personas le apoyaron y surgió la idea del documental, dirigido por el colectivo Los Cafeteros. “Cuando nos explicó lo que iba a hacer, alucinamos y empezamos una cruzada para financiar el proyecto”, explicó Carlos Sánchez-Llibre, uno de los directores y productor. Los beneficios del documental son para la ONG Pallapupas.

Un equipo de rodaje viajó con el músico ciclista y le brindó apoyo y aliento. Ciao Pirla! (por el saludo que solía lanzar el padre), arranca con los preparativos, el apoyo de su pareja, Helena Miquel, el productor musical Paco Loco o los entrañables tíos italianos; luego sigue a D'Aniello, desde el primer paso, bajando las escaleras de casa bici al hombro, en su odisea intercalando escenas de antes y después y flash backs de la vida del cantante. Es todo de una sencillez y autenticidad maravillosas. El viaje, que incluye el esforzado paso de varios puertos de los Pirineos y los Alpes, está plasmado en unas imágenes de enormes calidad y hálito poético que se potencian con las canciones y los sueños y recuerdos del cantante. A medida que se acerca el final, la intensidad de las emociones crece hasta casi el desbordamiento.

D'Aniello llegó el 18 de octubre de 2012 a Como y hundió su bicicleta entera en las calmas aguas del lago.