Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siglo y medio de viñetas valencianas

El monasterio de Sant Miquel dels Reis acoge la gran exposición del tebeo

Rojas de la Cámara, Miguel Quesada y José Ortiz, tres históricos del tebeo valenciano ayer en Sant Miquel dels Reis.
Rojas de la Cámara, Miguel Quesada y José Ortiz, tres históricos del tebeo valenciano ayer en Sant Miquel dels Reis.

Ver juntos en persona, rodeados de paneles en el claustro de Sant Miquel dels Reis, a José Ortiz (Hombre), Miguel Quesada (Pequeño Pantera Negra), Rojas de la Cámara (Nabucodonosor y Pío), Zésar (Vampirella), Sento Llobell (Velvet Nights), Mique Beltrán (Cleopatra), Paco Roca (Arrugas) o Salvador Larroca (Iron Man), entre muchos otros, era como asistir a una gran feria del tebeo valenciano. Allí estaban representadas la época dorada de las editoriales Maga y Valenciana, la innovadora escuela valenciana de los 80 y la escena definitivamente internacional del ganador de dos premios Goya y del dibujante de Marvel Comics.

Si se miraba dentro, en la Sala Capitular del monasterio podía verse que la búsqueda de los mercados foráneos comenzó ya en 1965, con una página original a lápiz y tinta de José Grau para el mercado anglosajón junto a trabajos de otros autores en alemán o italiano. Era solo parte de los diversos materiales que, entre originales, ejemplares únicos, objetos, fotografías y publicaciones variadas incluye la exposición Un siglo de tebeos: retrospectiva de la historieta en la Comunidad Valenciana, de la que son comisarios Gonzalo Torres y Ricardo Engra, de la Asociación Valenciana del Cómic y que ayer inauguró la consejera de Cultura, Maria José Català.

Y aún se podía retroceder más en el tiempo, para ver páginas originales de la II República y la Guerra Civil, donde “se permitía la relajación de la censura y la aparición de sicalipsis”, conviviendo publicaciones satíricas con otras más conservadoras como Niños. Ordenadas en paneles cronológicos, la exposición debería empezar en el de 1913-30, que es cuando el editor Carceller toma las riendas de La Traca; pero la muestra, que permanecerá abierta hasta el 23 de junio, arranca con lo que podría ser el precedente del tebeo valenciano, dos tandas de cuatro viñetas, de 1864, que por primera vez se continúan.